Adrián de la Garza Santos, alcalde electo de Monterrey | Foto: Milenio
La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que los argumentos de la impugnación del PAN son inoperantes, por lo que validó el triunfo de Adrián de la Garza

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó declarar inoperantes los argumentos presentados por el PAN para impugnar la elección en Monterrey, Nuevo León. 

El PAN y su candidato, Felipe de Jesús Cantú, acusaron que el candidato del PRI, Adrián de la Garza, rebasó el tope de gastos de campaña durante el proceso extraordinario, que se repartieron tarjetas para coaccionar el voto, que rompió la veda electoral y que se rompió la cadena de custodia durante la elección, por lo que pidieron que se anulara la elección.

Sin embargo, el organismo, así como la Sala Monterrey del TEPJF, validaron el triunfo del priista, por lo que el PAN acudió ante la Sala Superior. 

 

En sesión pública realizada a escasas horas de que el priista asuma la presidencia municipal, la Sala Superior del TEPJF validó el triunfo de Adrián de la Garza al considerar inoperantes las acusaciones del PAN.

Los magistrados consideraron que la fiscalización realizada por el Instituto Nacional Electoral (INE) descartó que hubiera algún rebase en las campañas electorales, por lo que se procedió a calificar los comicios que se realizaron el pasado 26 de diciembre.