El domingo pasado falleció del primer actor Antonio Medellín, de quien en un principio se dijo que tenía 75 años pero poco después se confirmó que tenía 83.

 Lo que sí se destacó desde que se dio a conocer la noticia fue que su mayor fuerte, aunque también participó en teatro y cine, fue en las telenovelas, donde fue uno de los pioneros desde que debutó en 1962 dentro del elenco de “El profesor Valdez”. Fue hasta finales de aquella misma década cuando comenzó a destacar de manera estelar como el galán de Fanny Cano en el clásico “Rubí”, de 1968, en el personaje que interpretó el galán veracruzano Eduardo Santamarina en la versión del año 2004 protagonizada por Bárbara Mori. 

En la década de los 70 Antonio Medellín siguió cosechando éxitos que incluyeron la telenovela histórica “La Constitución”, la única que hizo la diva del cine nacional, María Félix, en 1970; aquel mismo año también participó en el clásico “La gata”, que catapultó al estrellato a la actriz María Rivas y también participaron los primeros actores Juan Ferrara, Ofelia Guilmáin y la primera actriz saltillense Magda Guzmán y a fines de la década fue parte de la también exitosa “Viviana”, 
protagonizada por Lucía Méndez, Héctor Bonilla, Maricruz Olivier y Claudio Brook.

Los años 80 los inició Antonio Medellín como parte del elenco que encabezó la primera actriz Marga López en la telenovela “Caminemos”, de 1980, pero también destacó como uno de los villanos de la exitosa telenovela de época que hace poco retransmitieron en el canal de TL Novelas, “Bodas de odio”, de 1983, al lado de Christian Bach, Frank Moro y Miguel Palmer, y también bajo la producción de “El Señor Telenovela” la memorable telenovela histórica “Senda de Gloria”, de 1987, protagonizada por el primer actor Ignacio López Tarso, Rosita Arenas y Eduardo Yañez.

La última década del siglo XX el actor destacó en el reparto de títulos como la también telenovela histórica “El vuelo del águila”, de 1994, que protagonizaron los primeros actores Manuel Ojeda y Humberto Zurita y “María la del Barrio”, de 1995, la tercera y última de la trilogía de las Marías de Thalía así como durante la primera década del nuevo milenio participó en éxitos como “Niña Amada Mía”, del 2003, al lado de Sergio Goyri, Karyme Lozano y la también coahuilense Isaura Espinoza y “Fuego en la sangre”, del 2008, con Adela Noriega, el mencionado Eduardo Yañez y la primera actriz Diana Bracho, entre otros. 

Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com