Foto: AP
Luego de varios roces entre lanzadores y bateadores de ambos equipos, al final explotó la tensión y se vaciaron las bancas

DETROIT - El estelar jugador de los Tigres de Detroit, Miguel Cabrera, y el receptor sustituto de los Yanquis de Nueva York, Austin Romine, sostuvieron una pelea en el plato, lo que llevó a que se vaciaran las bancas en una confrontación en el Comerica Park, durante la sexta entrada del partido. Cabrera y Romine fueron expulsados de juego, pero no estuvieron solos.

En incidentes separados, el manager de los Yanquis, Joe Girardi, el coach de la banca, Rob Thomson, y los relevistas Dellin Betances y Tommy Kahnle también fueron sacados de juego.

Una serie de eventos llevaron a Cabrera y Romine a enfrentarse, con Cabrera haciendo la primera movida al empujar a Romine en el pecho y lanzándole un golpe. Los dos jugadores terminaron en el suelo mientras se vaciaban las bancas. Los primeros informes indican que nadie salió herido.

Además de Cabrera y posiblemente Romine, el caliente bateador de los Yankees Gary Sanchez también podría ser suspendido, ya que lanzó varios golpes a jugadores de los Tigres durante la reyerta.


Justo antes de la pelea, el relevista de los Yanquis Kahnle había lanzado un pitcheo que pasó por detrás de Cabrera. Kahnle fue inmediatamente expulsado de juego por el árbitro Carlos Torres.

Esto molestó al manager de los Yanquis Joe Girardi, quien salió corriendo del dugout visitante. Girardi montó una escena, pateando el suelo y argumentando que la expulsión había sido injusta.

Lo que pareció enfurecer más a Girardi fue el hecho que el abridor de los Tigres, Michael Fulmer, se quedó en el partido luego de golpear a Sánchez en la cadera, en la quinta entrada. Una entrada antes, 
en la cuarta, Sánchez le conectó cuadrangular a Fulmer.

En la séptima entrada, las expulsiones continuaron, ya que Betances fue sacado de juego luego de golpear al jugador de los Tigres, James McCann, con una recta de 98 mph. Betances fue sacado del partido luego de la discusión montada por el manager de Detroit, Brad Ausmus. Esto llevó a que Thomson, quien era el manager sustituto de los Yanquis ante la salida de Girardi, perdiera los estribos, siendo también sacado de juego.

Desde el momento en que Sánchez fue golpeado, los Yanquis se notaban molestos por la forma en que Fulmer golpeó a Sánchez. CC Sabathia, uno de los líderes del equipo, estaba en el primer escalón del dugout gritándole a Fulmer.

El asunto siguió escalando en intensidad hasta que Cabrera y Romine se enredaron a los golpes y cayeron al suelo alrededor del plato. Romine y Cabrera fueron sacados de juego. Romine discutió el haber sido expulsado, aparentemente sintiendo que él no tuvo más opción que responder a la agresión de Cabrera luego que este le empujara y le golpeara. 

Datos clave

> El abridor mexicano Jaime Garcia se fue sin decisión por los Yanquis en una mala tarde en que recibió cinco imparables, tres pasaportes y cuatro carreras en apenas cuatro innings. Ponchó a dos.

> Se espera que ahora Grandes Ligas prepare suspensiones que podrían afectar especialmente a Nueva York, que sigue en la pelea por playoffs.