Gnabry se destapó con cuatro anotaciones en contra del Tottenham. | Foto: AP
El actual subcampeón fue humillado en su propia casa dentro de la Champions

LONDRES.- Tottenham, que hace apenas cuatro meses disputó su primera final de la Liga de Campeones, está haciendo historia de nuevo este año en el máximo certamen del futbol europeo.

Pero esta vez es historia indeseable.

Los Spurs fueron humillados por el Bayern Múnich, que les endilgó una goleada de 7-2 a domicilio. Fue la primera vez que el club inglés ha recibido siete tantos como local en cualquier competición, durante sus 137 años de historia.

Asimismo, se trata de la derrota por mayor margen sufrida por un equipo de Inglaterra en casa dentro de cualquier competición continental.

“Todos los balones que tocaron fueron gol”, lamentó el técnico del Tottenham, Mauricio Pochettino.

Para agravar el bochorno del Tottenham, Serge Gnabry, exjugador de su acérrimo rival Arsenal, marcó cuatro de los tantos del Bayern con estupenda capacidad de definición. Todos los goles de Gnabry llegaron en un brutal segundo tiempo del encuentro correspondiente al Grupo B.

Se anotaron seis goles en el complemento.

El Bayern, que no era considerado entre los favoritos dentro de la presente edición de la “Champions”, esgrimió un argumento enfático, en medio de una campaña de renovación del club alemán.

Pero principalmente, la goleada de escándalo coloca al límite la presión sobre el Tottenham y Pochettino, en su sexta temporada.

AP

The Associated Press o AP es una agencia de noticias de Estados Unidos fundada en 1846. Es una cooperativa propiedad de sus periódicos, y estaciones de radio y televisión contribuyentes en los Estados Unidos, que tanto aportan historias como utilizan el material escrito por la misma.