La única historia que tuvieron anteriormente estos personajes, se transmitió entre 2004 y 2006, con la serie animada “Trollz”
La cinta basada en las simpáticas figuras, llega este fin de semana a los cines de México con mucha música y diversión

¿Se acuerdan de unos monitos de colores y con pelos parados? Están de regreso, en forma de película. Así es, la próxima producción de DreamWorks está inspirada en los Trolls, esta especie de duendecillos sonrientes cuyos cabellos desafían las leyes de gravedad. Esta es básicamente su única característica, porque no había una historia, ni nombres, ni nada detrás de ellos, más que unos pequeños muñecos que se volvieron famosos en la década de los 60 y que acompañaron a varias generaciones de niños y/o coleccionistas. Pero esta película está dispuesta a darles algo más, a inventarles otro origen y de paso hacer una aventura divertida con ellos.

La sinopsis es más o menos la siguiente: Existe un mundo donde estas creaturas viven en armonía, liderados por una extremadamente optimista Troll llamada Poppy. Pero no todo es felicidad, ahí también vive Ramón, con una personalidad totalmente opuesta a la de ella y una visión bastante peculiar sobre la vida. Ambos tendrán que aprender a convivir, cuando se embarquen en una aventura que los llevará más allá de los límites que conocen para intentar salvar su mundo. Un mundo lleno de cabello y texturas peludas por todos lados, colores, creaturas mágicas y un enorme repertorio musical que a Ramón lo tiene irritado todo el tiempo.

La única historia que tuvieron anteriormente estos personajes, se transmitió entre 2004 y 2006, con la serie animada “Trollz”, protagonizada por unas versiones de chicas adolescentes con peinados coloridos. Pero la mitología de su origen no existe. Es decir, el producto surgió, se volvió popular y a partir de ahí se siguió creando. Así que DreamWorks y los directores Mike Mitchell y Walt Dohrn tenían mucho espacio en blanco donde trabajar. Mitchell había realizado comedias como “Surviving Christmas” (2004), mientras que en el ámbito animado trabajó para DreamWorks en “Sherk Forever After” (2010) y ya había estado cerca de otro tipo de populares seres diminutos en “Alvin and the Chipmunks: Chipwrecked” (2011), así como la segunda película de Bob Esponja. Dohrn, por su parte, había trabajado como animador y actor de doblaje.

CABELLO Y ESTUDIOS
“‘Trolls’ era una hoja en blanco, no había mundo ni mitología”, dijo Dohrn a Indie Wire, a quienes explicó que el color se volvió uno de los principales materiales con los que trabajaron, sobre todo en lo referente a los Bergens, creaturas que se alimentan de Trolls y que son los principales antagonistas. “Hablamos mucho del Grinch y nos gustaba cómo mostraban su corazón crecer, ¿pero cómo muestras un medio fotografiable así para los Bergens? Terminamos usando el color para mucho de eso: desaturizando y aumentando la saturación.

Naturalmente, su otra característica era el cabello. “Nuestros Trolls son como ositos de gomita que han sido revolcados en terciopelo y es un mundo hecho de textura de fibra, pisos con alfombra, casas hechas de cabello, incluso el fuego está hecho de cabello. Todo es sobre el cabello, es como su superpoder”, explicó Mitchell en la misma entrevista. Incluso aseguran que todo un departamento de DreamWorks se dedicó a trabajar con mejoras en el software para manipular cabello digital de manera más adecuada.

En cuestión de historia, los directores aseguran que se inspiraron en el Dr. Seuss, Jim Henson y Hayao Miyazaki, así como en la serie animada “Hora de Aventura”.

Y siendo la felicidad un elemento clave en los Trolls y esta nueva mitología, de verdad se adentraron en el tema. “Veía pláticas de TED, un estudio de Harvard, mucha filosofía oriental y budista. ¿De dónde viene la felicidad? ¿Qué sucede cuando la pierdes? ¿Cómo la recuperas? De verdad nos metimos en ello y descubrimos que todos nacemos con esta innata felicidad dentro de nosotros y tenemos el control”, señaló Mitchell.

LA MÚSICA QUE LOS MUEVE
En inglés, las voces de los personajes son de Justin Timberlake, Anna Kendrick, Zooey Deschanel, Russell Brand, James Corden y Gwen Stefani y todos ellos también cantan las canciones de la cinta. Timberlake, además de interpretar a Ramón en inglés, estuvo a cargo de la producción del soundtrack, donde se incluyen temas de épocas anteriores, cuando los Trolls fueron populares, como “The Sound of Silence”, “Hello” de Lionel Richie, “I’m Coming Out” de Diana Ross y “True Colors” de Cyndi Lauper. Así mismo, hay canciones originales como “Hair Up” y el popular “Can’t Stop the Feeling!”, que llegó al primer lugar del Billboard.

En México, las voces de los dos protagonistas corrieron a cargo de Belinda y Aleks Syntek, también bastante adecuados para entonar las melodías de este mundo. 

El dato
-Cuenta con las voces en inglés de Justin Timberlake, Anna Kendrick, Zooey Deschanel, Russell Brand, James Corden y Gwen Stefani.
-En México los protagonistas son interpretados por Belinda y Aleks Syntek.
-Timberlake también fue productor musical. 
-El soundtrack tiene clásicos como “Hello” de Lionel Richie, “I’m Coming Out” de Diana Ross y “True Colors” de Cyndi Lauper.
-La cinta es producida por DreamWorks y está basada en los famosos juguetes.
-También hay temas originales como “Can’t Stop the Feeling!”, que tuvo buena recepción en el Billboard Hot 100.
-Fue dirigida por Mike Mitchell y Walt Dohrn