Foto: Especial
Estudios realizados en países europeos determinaron que la trombosis ha causado más fallecimientos en un año que el cáncer de mama, de próstata, los accidentes automovilísticos y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en conjunto

El IMSS hace un llamado a la población para evitar obesidad, sedentarismo, tabaquismo y diabetes, factores de riesgo que causan trombosis, es decir, la formación de coágulos en arterias y venas que provocan discapacidad y fallecimiento. 

Por esta enfermedad, en los consultorios de medicina familiar, de especialidades y en las áreas de Urgencia del Instituto, el año pasado se otorgaron 86 mil 601 consultas; en el primer semestre de 2016 ya se han realizado casi 44 mil intervenciones para el control y tratamiento de la trombosis. 

 

Foto: Especial

La enfermedad tromboembólica venosa es un trastorno silencioso, debido a que en pocos casos la obstrucción sanguínea presenta síntomas hasta que ocurre en una pierna o causa embolia en los pulmones, momento en que se acude a los servicios de Urgencias con un problema grave de salud. 

Estudios realizados en países europeos determinaron que la trombosis ha causado más fallecimientos en un año que el cáncer de mama, de próstata, los accidentes automovilísticos y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en conjunto. 

En caso de que un derechohabiente resulte con alto de riesgo a la formación de trombosis y que esto ponga en peligro su vida, el tratamiento preventivo es inmediato con medicamentos anticoagulantes; si el riesgo es intermedio, es suficiente el uso de medias de compresión y dar seguimiento mientras su estado de salud tienda a la mejoría.