Acuden. Familiares y compañeros del albañil acudieron al hospital para estar con él y apoyarlo anímicamente. Foto: ULISES MARTÍNEZ
Mientras trabajaba en la orilla del techo, un mal paso casi le cuesta la vida

Con fractura en la cabeza del lado derecho, y un fuerte golpe en el hombro del mismo lado, fue trasladado a las instalaciones del Hospital General Gilberto Gómez Molina, de 59 años, quien cayó de una altura aproximada de tres metros, al estar laborando.

Alrededor de las 11:00 horas, personal del cuerpo de bomberos de la estación ubicada en la colonia Morelos, acudió a la calle Santa Gertrudis entre Santa Mónica y Santa Cecilia, en la colonia Jardines del Bosque.

Una vez en el lugar, los compañeros del albañil mencionaron que Gilberto estaba realizando mediciones y de pronto tropezó con algo, y al estar en la orilla del techo, cayó.

ALCANZA A GIRAR Y SE SALVA

Gilberto alcanzó a girarse estando en el aire y evitó caer de frente, lo que pudo haberle costado la vida de manera instantánea, pero al caer con parte del hombro, no evitó el golpe de la cabeza.

Los socorristas del cuerpo de bomberos, al arribar a donde se registró el accidente, de inmediato inmovilizaron al paciente y con ayuda de una camilla lo llevaron a las instalaciones médicas.

Aunque a su ingreso estaba consciente, se le intervino de inmediato por los galenos, pues había que realizar estudios de inmediato para determinar su estado de salud.

LE PIDEN BAJARLE A LA MÚSICA E INTENTA ACUCHILLARLOS

Cansados del escándalo que hacía un vecino con su música a todo volumen, unas personas intentaron dialogar con él para que terminara con su fiesta, sin embargo, el ebrio sacó un arma blanca con la que los amenazó para que se retiraran de su propiedad.

Indignados, los vecinos llamaron 911 y en breve aparecieron patrulla de la Policía Municipal quienes se encargaron de la situación y lograron la detención del hombre por portación prohibida de armas.

Estos hechos ocurrieron alrededor de las 18:15, cuando las autoridades tuvieron que trasladarse hasta José María Morelos, en la colonia Bellavista, donde tuvieron contacto con los afectados, quienes les indicaron que habían sido amenazados por un borracho.

Se trataba de Roberto N, de 34 años de edad, a quien acusaron de tener el estéreo con música muy fuerte desde temprana hora de la mañana.

Delante de los oficiales, Roberto volvió a perder la cabeza y empezó a insultar a sus vecinos y a los uniformados, quienes no tuvieron más remedio que someterlo.