"México ha estado absolutamente magnífico en los últimos cuatro días", dijo el presidente. "Yo no cambié de opinión. Podría cerrarla en algún momento”, dijo Donald Trump, presidente de EU. Foto: AP
En declaraciones a la prensa al salir de la Casa Blanca, Trump negó haber cambiado de opinión sobre el cierre de la frontera, a pesar de que el jueves se retractó de su amenaza.

El presidente Donald Trump partió el viernes hacia California, en un esfuerzo renovado por hacer de la seguridad en la frontera con México un tema central de su reelección en 2020.

En declaraciones a la prensa al salir de la Casa Blanca, Trump negó haber cambiado de opinión sobre el cierre de la frontera, a pesar de que el jueves se retractó de su amenaza. Dijo que cambió de rumbo porque México se mostró más duro al impedir el desplazamiento de los inmigrantes ilegales hacia el norte.

"México ha estado absolutamente magnífico en los últimos cuatro días", dijo el presidente. "Yo no cambié de opinión. Podría cerrarla en algún momento”, dijo Trump

Aunque retiró su amenaza de cerrar la frontera, Trump quiere poner de relieve la situación en la frontera con México. Estaba por visitar la ciudad de Calexico, fronteriza con la ciudad mexicana de Mexicali, para reunirse con la policía local y recorrer un tramo reconstruido de la barda fronteriza.

"Me voy a la frontera. Estamos construyendo mucho muro. Vamos a mostrarles un tramo", dijo Trump. "Están sucediendo muchas cosas. Están sucediendo muchas cosas positivas”.

Trump recorrerá un tramo de 3,200 metros (dos millas) que no es un muro nuevo, sino la reconstrucción de uno anterior, planificada desde tiempo atrás. La Casa Blanca dice que lleva una placa con los nombres de Trump y altos funcionarios de seguridad nacional.

Por la mañana, Trump tuiteó que podría renovar su amenaza de cerrar la frontera, a pesar de que sus correligionarios republicanos han dicho que la medida tendría un fuerte impacto negativo sobre la economía.

"Si por alguna razón México deja de detener a los ilegales y devolverlos al lugar de donde vinieron, Estados Unidos tendrá que aplicar aranceles de un 25% a todos los autos fabricados en México y enviados a nosotros a través de la Frontera. Si eso no funciona, aunque sí funcionará, cerraré la Frontera", tuiteó el presidente al invocar la nueva política comercial aún no aprobada.

"Esto reemplazará el T-MEC. Asimismo, estoy estudiando una sanción económica para los 500,000 millones en DROGAS ilegales transportados y contrabandeados a través de México y nuestra Frontera Sur. Más de 100.000 estadounidenses mueren cada año, ¡taaantas familias destruidas!”.

Te puede interesar

El T-MEC es el acrónimo en español del llamado Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, que sustituyó, con su firma en noviembre de 2018, al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).