Foto: Especial
El Pentágono trabaja en la evaluación inicial de los daños producidos durante el ataque con misiles contra bases militares en Irak

El Pentágono confirmó el ataque que perpetraron fuerzas iraníes con misiles contra sus tropas radicadas en dos bases militares de Irak y anunció que evalúa su respuesta.

Bases militares iraquíes, que alojan a uniformados estadounidenses, ubicadas en las ciudades de Al Anbar y Erbil, fueron golpeadas por más de 12 cohetes de Irán, acusó en un comunicado el Departamento de Defensa de Estados Unidos de la administración Trump.

El Pentágono anunció que trabaja en la evaluación inicial de los daños producidos durante el ataque y que desde los últimos días ha respondido a las amenazas con todas las medidas necesarias para salvaguardar a su personal y el de sus aliados.

“Estas bases han estado en alerta máxima debido a los señalamientos del régimen iraní de que planeaba atacar nuestras fuerzas e intereses en la región, señaló la defensa de Estados Unidos.

Tras ataque iraní a bases de Estados Unidos en Irak, el presidente Donald Trump reúne a su equipo de seguridad nacional.

La Casa Blanca informó este martes que el presidente Donald Trump estaba “monitoreando” los reportes de un ataque a una base aérea en el oeste de Irak donde están alojadas fuerzas de la coalición y de Estados Unidos.

“Estamos al tanto de los reportes de los ataques a las instalaciones de Estados Unidos en Irak. El presidente ha sido informado y está monitoreando de cerca la situación y consultando con su equipo de seguridad nacional”, detalló en un comunicado la vocera de la Casa Blanca, Stephanie Grisham.

El Pentágono confirmó hoy que más de una decena de misiles balísticos impactaron en las últimas horas en dos bases aéreas que albergan a tropas estadounidenses en Irak y aseguró que está claro que los cohetes “se lanzaron desde Irán”.

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, afirmó en un comunicado que todavía no está claro si ha habido víctimas y precisó que el ataque, una posible represalia de Irán por el asesinato del general Qasem Soleimaní, se produjo contra las bases de Al Asad y Erbil.

(Con información de Televisa y agencias)