Foto: CUARTOSCURO
La SCJN podría declarar insconstitucional la ley de remuneraciones

CDMX.- Un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) propondrá a sus compañeros en el pleno declarar que la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos es inconstitucional.

En el proyecto de resolución de las nueve controversias constitucionales y dos acciones de inconstitucionalidad tramitadas contra la ley que prohíbe a los servidores públicos ganar más que el Presidente, el ministro Alberto Pérez Dayán consideró que hubo violaciones al procedimiento y omisiones legislativas dentro de la propia norma, por lo que propondrá que sea declarada inconstitucional y, en consecuencia, inválida.

“Se declara la invalidez del decreto por el que se expide la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, reglamentaria de los artículos 75 y 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y se adiciona el Código Penal Federal, publicado en el Diario Oficial de la Federación del 5 de noviembre de 2018”, indica el proyecto al que El Universal tuvo acceso.

Para que la ley sea declarada inválida, el ministro requiere que ocho de sus compañeros en el pleno de la Corte avalen su propuesta, cuya discusión se prevé para mediados de mayo.

De ocurrir esto, prevé ordenar al Congreso que legisle en 90 días a contar dentro de los periodos ordinarios para crear de nuevo la Ley Federal de Remuneraciones, en la que los legisladores observen el impacto que tiene la misma en el servicio público.

Esto, debido a que consideró que las violaciones al procedimiento legislativo y la omisión en la que incurrió el Congreso de la Unión son de tal magnitud que pueden impactar en el ordenamiento y, principalmente, afectan negativamente a todo el servicio público.

De declarar inválida la Ley de Salarios no implica que los servidores públicos pueden ganar más que el Presidente, sino por el contrario, que el Congreso respete ese mandato constitucional, pero observando la magnitud del impacto de este ordenamiento. 

A pesar de que la Constitución establece que la discusión y aprobación de una ley debe realizarse de manera sucesiva, es decir, que no pase mucho tiempo entre una Cámara y otra para evitar perder continuidad del tema, los diputados tardaron siete años en aprobar la Ley de Salarios, pues esto ocurrió hasta septiembre de 2018.

En su proyecto, el ministro señala que en ese periodo de siete años los diputados gozaron de tres prórrogas para discutir y aprobar la ley, a pesar de que su reglamento establece que sólo pueden tener una.

Dichas prórrogas fueron concedidas el 14 de febrero de 2012, el 4 de enero de 2013 y el 21 de diciembre de 2015, esta última venció el 29 de abril de 2016.

En todo ese tiempo, pasaron cuatro legislaturas en el Congreso de la Unión, de la LXI a la LXIV, y hubo aproximadamente 18 reformas constitucionales, de las cuales, indica el ministro, por lo menos ocho impactan directamente en la ley.

Durante la 56 reunión plenaria de la Conago que duró dos horas y a la que asistió el presidente y su gabinete, los integrantes de la Conago expusieron diversas problemáticas en torno a la inseguridad, acceder a más recursos fiscales para los estados, migración, corrupción en el Poder Judicial, el presupuesto de la reforma educativa, las zonas económicas especiales y la Guardia Nacional y una nueva política para el sistema penitenciario en el que los prisioneros paguen sus gastos para que no le cueste a los mexicanos.

Tras la reunión a puerta cerrada, el gobernador Francisco Domínguez expuso que planteó cuatro objetivos centrales al presidente López Obrador, en el que se incluye una invitación al Jefe del Ejecutivo Federal para firmar un acuerdo nacional para la concordia y que eliminé la crispación.

“Invite al presidente a que firmemos un acuerdo para la concordia y que eliminé la crispación y que nos reúna en el propósito de construir juntos el México que todos aspiramos. Urge reconciliar a México y terminar con la polarización”, dijo el mandatario panista.

Para ello, dijo, es imprescindible un compromiso público que incluya a todos los actores políticos en favor de la moderación.

La Conago también pidió al presidente encontrar un consenso que otorgue a las entidades federativas mayores recursos fiscales. Además, lo respaldaron en su objetivo de que la economía crezca al 4%.