El comando marcó alto, pero el pánico confunció al conductor y resultaron atacados

Un turista proveniente de Guanajuato, que intentaba llegar con un acompañante a Zihuatanejo, fue asesinado a balazos antes de llegar a El Cundancito, municipio de Coyuca de Catalán, en donde fue confundido por hombres armados que vigilan esa carretera.

Informes policiacos señalan que alrededor de las 7:00 de la mañana de este viernes se reportó una balacera sobre la carretera federal 134, cerca del kilómetro 70.

Elementos de la Guardia Nacional acudieron al lugar y confirmaron que los tripulantes de un vehículo compacto fueron baleados.

El copiloto del vehículo quedó vivo y dijo que ambos eran originarios de Guanajuato y que iban a Zihuatanejo. Contó que se dejaron guiar por el GPS y éste les marcó esa ruta para llegar más rápido, pero que desconocían de la situación de inseguridad que se vive por el lugar y que, además, la carretera estaba bloqueada.

Aseguró que un grupo armado les marcó el alto y el conductor aceleró por miedo, que en ese momento comenzaron a dispararles e hirieron al conductor, quien falleció entre los disparos.

Los elementos de la Guardia Nacional trasladaron el cuerpo y al sobreviviente, con el vehículo, a las instalaciones del Ministerio Público en Coyuca de Catalán, donde continuaron las diligencias de rigor.

La carretera 134 lleva tres meses bloqueada, cerca de El Cundancito, aproximadamente en el kilómetro 80. Sin embargo, desde el kilómetro 60, en las desviaciones para comunidades como Mesas de Pineda, se han reportado enfrentamientos y la constante presencia de grupos armados, que se confrontan con grupos que se ubican cerca de ahí.

En fechas recientes, el gobierno estatal informó que iban a colocar un filtro permanente en la comunidad Cetina, la cual se ubica en el kilómetro 65, muy cerca del lugar donde fue atacado el turista.

Confundidos con enemigos, en enero del 2016 fue asesinada una pareja de turistas que iban de luna de miel a Zihuatanejo, por esta carretera en el mismo punto. También fueron confundidos por grupos armados, tras una fiesta a la que asistieron, y asesinadas 10 personas horas antes.

INSEGURIDAD AFECTA AL TURISMO

El pasado 3 de noviembre una turista española fue tomada como rehén durante un asalto a una camioneta de transporte público de pasajeros entre Cancún y Playa del Carmen, Quintana Roo, y fue liberada posteriormente.

Las autoridades locales informaron que la mujer de 26 años, originaria de León, España, apareció en Cancún y fue trasladada a las instalaciones de la Fiscalía General de Quintana Roo para rendir su declaración ante las autoridades.

De acuerdo con datos recabados, la unidad de transporte público salió desde Cancún y en un paradero ubicado en el municipio de Puerto Morelos subió un hombre con una mochila de la que sacó una arma larga con la que amagó a los pasajeros para asaltarlos.

Mientras la unidad continuaba su trayecto hacia Playa del Carmen, en el municipio de Solidaridad, el hombre despojó a los pasajeros de sus pertenencias y en un momento del camino ordenó al conductor que regresara a Cancún.

Ya en el camino de regreso, el asaltante ordenó al operador que se detuviera en plena carretera federal, pero al momento de descender tomó como rehén a la turista española y después se internó en la maleza.