Novak Djokovic. El serbio reconoció que le faltó descanso tras llegar a la cima, pero aprendió mucho de ello. / Foto: AP
Vive tiempos duros, muy diferentes a los que transitó hasta mediados de 2016
Ahora estoy en la dirección correcta. Tuve unos dos meses en los que no era yo mismo en la pista, pero ya estoy mucho mejor. El final del año pasado fui un jugador diferente. Me siento más cómodo y con más frescura y tengo muchas ganas de competir al máximo nivel”
Novak Djokovic, tenista serbio

EUA.- Vive tiempos duros, muy diferentes a los que transitó hasta mediados de 2016. Novak Djokovic, tras completar el Grand Slam de carrera en Roland Garros, sufrió una caída grande y, pese a que ganó torneos, cedió el Número Uno del mundo a manos de Andy Murray. El propio serbio admite que la pasó mal y cuenta detalles, en la antesala de Indian Wells.

Dueño del récord de cinco títulos en el Masters 1000 que abre esta serie de torneos en el año, y actual tricampeón, Djokovic habló sin vueltas. “Tal vez debería haber tenido un descanso más largo después de ganar en París, porque necesitaba tiempo para recuperarme emocionalmente. Pero no me arrepiento porque aprendí mucho de eso y me permitió crecer como jugador y persona”, afirmó.

Pese a la gran caída mental, el balcánico ganó el M1000 de Canadá y fue finalista en el US Open y las Finales ATP, sumado al título de comienzos de esta temporada en Doha, justo contra el escocés. Igual, él reconoce que quiere más, recuperar su mejor nivel.

Te puede interesar

“Ahora estoy en la dirección correcta. Tuve unos dos meses en los que no era yo mismo en la pista, pero ya estoy mucho mejor. El final del año pasado fui un jugador diferente. Me siento más cómodo y con más frescura y tengo muchas ganas de competir al máximo nivel”, agregó.

Lo que preocupa a los fanáticos de Djokovic es verlo algo falto de tensión competitiva en los últimos tiempos, algo que el propio jugador ayudó a incrementar, ya que dijo hace unos días que su prioridad no es ser otra vez el Número Uno del ranking ATP. Contó que es un objetivo para él, pero que quiere disfrutar bien a su hijo y su esposa.

“Tengo hambre de victorias. Si no la tuviera no estaría aquí. Logré cosas importantes en mi carrera y perfectamente podría conformarme, pero yo sé que sigo teniendo condiciones para poder ganar grandes torneos”, admitió el de Belgrado. Así, sus seguidores se ilusionan con volver a verlo como en sus mejores días. Igual, sabe que en Indian Wells su sector del cuadro es muy duro. “Es impresionante ver la acumulación de grandes jugadores. Será uno de los torneos más duros que haya tenido”, aseguró.