Protesta. El líder de la Sección 38, Xicoténcatl de la Cruz, organizó una marcha en reclamo al Gobierno municipal; maestros lo criticaron por politiizar el reclamo y no salir con ellos a protestar por el problema de las pensiones. / Archivo
El delito por el que serían sentenciados, es homicidio calificado

A un año de que Rafael Pérez, después de recibir una “llave china” por un oficial de la Policía Municipal, muriera asfixiado en la caja de una de las patrullas; se ve cerca la justicia.

Será el próximo 17 de septiembre cuando los tres policías involucrados recibirán por fin sentencia por homicidio calificado.

Fue el 11 de agosto que el maestro de Educación Artística, al ser arrestado por perturbar la paz, murió.

Las declaraciones señalan que el profesor fue torturado por Óscar (N), Julio César (N) y Apolonio, (N), policías que dejaron el cuerpo sin vida en la Cruz Roja, cercanas al edificio de la Policía Municipal.

La Fiscalía General del Estado señaló que se dictó auto de apertura a juicio oral el día 17 de septiembre para que los tres reciban sentencia.

Aquella tarde, Rafael, fue reportado por vecinos de la colonia Zaragoza porque escandalizaba semidesnudo en las instalaciones de la Sección 38.

Al llegar al lugar, los policías forcejearon con él para someterlo y llevarlo preso. De inicio, los oficiales no aceptaron haberle provocado lesión alguna al ahora occiso. Inclusive Roberto Castro, director de la Policía Municipal, dijo que las heridas se las había causado él mismo.

Días después, la necropsia de ley contradijo las declaraciones, al revelar que la causa de la muerte fue asfixia por estrangulamiento.

Cuerpo. Un video fue clave en el caso, en él se veía como los policías dejaron el cuerpo en la Cruz Roja. / Archivo

También se hizo público que durante la audiencia, Óscar fue señalado como el policía que estranguló a la víctima, mientras los otros dos fueron señalados como copartícipes en el homicidio simultáneo.

“SI UN POLICÍA PUEDE MATARTE, IMAGÍNATE UN DIPUTADO”
Durante el funeral, el padre de Rafael criticó el salvajismo que vive la sociedad. Su hijo llevaba una carrera exitosa, tras su licenciatura de Arte y estaba terminando otra en Composición Musical. También señaló que Rafa nunca se quedaba callado.

“Mis hijos no se dejan. Siempre dicen lo que tienen que decir. Obviamente es como combatir la barbarie en la que estamos viviendo”, señaló.

Con una actitud pacífica y en ocasiones al borde del llanto, dio un mensaje a la clase política.

“A ningún grupo político le interesa cambiar. Si un policía te puede matar, imagínate un diputado o alguien con más poder”, dijo.

NACE PROTESTA SOCIAL
Días después de la muerte, el gremio magisterial marchó hacia el Congreso de Coahuila para dejar un documento al presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado, José María Fraustro Siller, quien realizó una comisión encabezada por la diputada Luisa Ivonne Gallegos Martínez, además formarán parte de la misma los legisladores Martha Garay, Shamir Fernández, Eduardo Medrano; Jesús de León Tello, Sergio Garza Castillo y el mismo José María Fraustro.

Martha Garay próxima diputada federal e integrante de dicha comisión, señaló que en aquella ocasión, la única acción que realizaron fue el exhorto a las autoridades sobre el caso de Rafael para resolver la cosas lo más rápido posible. La comisión se terminó al finalizar la legislación ya con los tres elementos en prisión preventiva dentro esperando la sentencia. Proceso que el 17 de septiembre cumplirá un año un mes de seguir.