Guzmán se encuentra recluido en una cárcel de máxima seguridad en Florence, Colorado, donde solo recibe la visita de sus hijas por media hora, una vez al mes. Foto: Tomada de Internet
Guzmán se encuentra recluido en una cárcel de máxima seguridad en Florence, Colorado, donde solo recibe la visita de sus hijas por media hora, una vez al mes
A un año de su condena de cadena perpetua, el 'Chapo' Guzmán se encuentra aislado y en una prisión diminuta, donde recibe visitas esporádicas, un contacto mínimo con el mundo exterior y casi nulo con sus compañeros de prisión.
 
Y es que El Chapo come y se baña en su celda y tenía tres horas al día al aire libre, pero que ese tiempo le ha sido restringido por la pandemia a al menos un tercio de tiempo. Así lo reveló a la cadena CNN Mariel Colón, abogada del narcotraficante.
 
Además, las únicas personas que pueden visitarlo son sus hijas. Sin embargo, al menos las más chicas, que procreó con Emma Coronel, no viven en Colorado, el estado donde se encuentra la la Penitenciaría Administrativa de Máxima Seguridad, mejor conocida por sus siglas en inglés de ADX, o como el “Alcatraz de las Rocosas”.
 
Sus llamadas telefónicas, además, están tan restringidas como su tiempo al aire libre: puede realizar solamente dos al mes, socialmente, de 15 minutos. Usualmente, lo hace con su hermana Bernarda y con su madre Consuelo o con las menores, por lo que tiene que decidir dejar fuera a alguien de sus familiares durante ese mes.
 
Las visitas han sido en ocasiones muy especiales. En diciembre de 2019, el primero que atravesó ya en la cárcel estadounidense, El Chapo tuvo un regalo especial: la esperada visita de sus hijas más pequeñas, las mellizas Emalí Guadalupe y María Joaquina, quienes lo visitaron por primera vez.

Pero, ¿qué come 'El Chapo' Guzmán

El grupo consultor precisó que muchas de las comidas son calientes. Usualmente, los desayunos consisten en un pan danés, cereal (caliente o frío) y leche. Las comidas del menú regular incluyen pollo, hamburguesas, hotdogs, lasaña, burritos, tacos y empanadas de pescado. Además de la leche por la mañana, los presos tienen acceso a agua simple y una bebida con sabor.
 
“Además de las comidas regulares, la mayoría de las prisiones federales tienen un servicio de venta de otro tipo de comida”, como frijoles refritos, arroz, tortillas de harina, indicaron. Sin embargo, los presos como Guzmán Loera no tienen acceso a este tipo de beneficio.
 
“Como prisionero, no hay otra opción en la comida que se sirve”, indicó la consultora. Tampoco pueden recibir más que sus tres comidas al día. “La mayoría de prisiones federales tiene escáneres que identifican a qué presos ya les han servido la comida que le corresponde, y sólo pueden recibirla una ves”, aseveraron.