El mago, hijo del querido Profesor Jirafales (Rubén Aguirre), siempre se muestra sonriente y de trato amable con su público, a quien hace reír con sus actos y trucos inigualables.
Saltillense de corazón, este maestro de la diversión llena de fantasía el mundo de los pequeños y también de los grandes

SALTILLO.- Entre naipes, sombreros y conejos el Mago Shadái llena de magia a la ciudad. En su Facebook uno se adentra en un mundo inimaginable donde comparte con sus contactos y amigos los trucos, presentaciones y eventos a los que acude para divertir a chicos y grandes. Saltillense de corazón, este mago creció en un ambiente artístico, pues es hijo del tan querido actor Rubén Aguirre, mejor conocido como el Profesor Jirafales, una figura emblemática de nuestro México.

El Facebook es una herramienta elemental en el trabajo de este mago, quien desde hace más de dos décadas se dedica al entretenimiento, la red social le permite dar a conocer su trabajo y shows, ya que él acude a cualquier lugar en el que la gente desee pasar un rato mágico y por supuesto lleno de diversión. “Siempre hay algo de nervios, por supuesto. Antes de presentar un truco hay que ensayarlo muchas veces, pero a veces no hay tiempo. Pero cuando acabo de terminar un juego de magia, y al día siguiente es la presentación, pues por supuesto que hay nervios, digo ‘¡no me vaya a salir mal!’, hay que estar muy concentrado”, ha compartido este mago con VANGUARDIA.

El mago Shadái siempre se ha preparado de manera profesional para intriducir a su público en la fantasía.

Los “likes” en las fotografías de su muro de Facebook demuestran que el público saltillense es gustoso de sus aventuras como mago, además siempre atento cuando alguien cumple años o celebra una ocasión especial, el mago Shadái no pierde la oportunidad y manda felicitaciones y buenos deseos a los festejados. 

En el Facebook del mago también se comparten novedades, como la de este mes del terror, es decir, Halloween. “Sorprende a tus invitados con mi show que vuelve locos a los espantos”, se puede leer en el muro. Así el Mago Shadái también comparte con sus contactos y seguidores su gusto por la música y claro, las cosas mágicas de la vida.

Así en el cuadragésimo aniversario de esta casa editorial la magia sale a relucir, y qué mejor que de la mano de un incansable artista, el cual siempre con una sonrisa y un trato amable hace todo lo posible por divertir a su público.

El mago, que adoptó a esta ciudad como propia, ha sido entrevistado en varias ocasiones por los reporteros de esta redacción siempre ansiosos por conocer sus mejores trucos.