Para muchas familias, el adquirir una mascota es motivo de mucha emoción. Es algo que tanto chicos y grandes pueden llegar a soñar y esperar con mucho anhelo. Desafortunadamente en muchos casos todas estas emociones cambian con el paso del tiempo después de adquirir una mascota, porque no es cualquier cosa. El abandono de mascotas es uno de los principales factores por los que tenemos sobrepoblación de animales en las calles de nuestro país, y parte de nuestra misión es educar a la gente respecto a una tenencia responsable de mascotas para evitar que las abandonen. Si nunca has tenido una mascota y no te imaginas cómo es en realidad, a continuación te contamos un poco de lo que podrías vivir.

Cualquier animalito que adoptes requerirá varias cosas (que implicarán un gasto para ti no solo al inicio, si no hasta el día de su muerte, que puede llegar hasta 15 años después si adoptaste un perro o un gato). En segundo lugar debes tener en mente que todo animalito pasará por un proceso de adaptación cuando llegue a un lugar desconocido; su nueva casa. La experiencia varía entre perros y gatos, pero ambos necesitarán tiempo, atención y mucho cariño.

Si compraste un perro o un gato deberás asegurarte de esterilizarlo, desparasitarlo y vacunarlo (lo que podría costarte entre 600 y dos mil 500 pesos según el veterinario que elijas); muchos animalitos de criadero, o incluso hasta los que te venden por Facebook vienen con enfermedades porque no siempre los crían bajo las mejores condiciones, es muy común y hemos escuchado mil historias sobre perritos que mueren a la semana de ser comprados por parvovirus y otras enfermedades. El tema de la venta y reproducción de mascotas es otro tema del que nos gustaría hablarles, pero será en otra ocasión. Si adoptaste un perrito o gatito con alguna asociación o rescatista, muy probablemente ya venga esterilizado, vacunado y desparasitado y lo correcto será que cubras una cuota de recuperación.  Después de esto tendrás que comprar lo básico; collar, placa, correa en el caso de los perros, camita, casita, platos, comida, cepillo, shampoo, caja de arena para los gatos, juguetes e incluso ropa o cobija para el invierno. La lista puede seguir y exceder los tres mil en el primer mes… después de esto podrías estar gastando un promedio de entre mil y dos mil pesos mensuales porque tendrás que seguir comprando alimento, ir eventualmente al veterinario, bañarlo, cortarle el pelo, las uñas, seguir desparasitándolo y vacunándolo.

Otra parte importante que debes tener en mente es el proceso de adaptación del animalito. En el caso de los gatos es más sencillo, solo debes cuidar que no se salga de casa (sobre todo en las primeras semanas) pues podría huir buscando su antiguo hogar, aunque este riesgo reduce si está esterilizado, al igual que el proceso de marcaje (por orina) en el caso de los machos. Por naturaleza el gatito buscará su caja de arena para ir al baño, e identificará los lugares en donde le gustará dormir.

En el caso de los perros el proceso es un poco más lento y complejo, y dependerá de su edad e incluso su raza. Es muy probable que las primeras noches el perrito llore y ladre al desconocer el lugar y no querer estar solito. También tomará tiempo para él aprender a ir al baño en el lugar correcto, para lo que puedes informarte con un experto sobre cómo enseñarle. Le tomará varias chanclas, macetas, cojines y basureros aprender qué cosas son sus juguetes y cuáles no. Tal vez haga posos en tu jardín y tumbe la ropa del tendedero algunas veces o se coma la manguera. Sin embargo muchas de estas cosas son producto de ansiedad y estrés que puedes reducir dedicándole tiempo diario de juego y paseo para que canalice su energía. Te invitamos a adoptar amor y ser un dueño responsable. Lila y su hermana Marie junto con los perritos de Brigada Rescate cuentan contigo. Esperamos que sigas leyéndonos y que nos sigas en nuestras redes sociales… búscanos como Brigada Rescate Saltillo. #JuntosDejamosHuella