Foto: Vanguardia/Archivo
El Congreso aprobará hoy la llamada desindexación del salario mínimo para que en ninguna ley se haga referencia a montos con base en salarios mínimos

México, DF. Este jueves el pleno de la Cámara de Diputados discutirá y votará la desindexación del salario mínimo que en octubre ya fue aprobada por la Cámara de Senadores.

Éste es considerado por los legisladores como el primer paso para aumentar el salario mínimo en el país que actualmente es de 70.10 pesos.

Uno de los obstáculos para que el salario mínimo en México fuera más competitivos era que las leyes federales y locales basan muchos de sus cálculos en salarios mínimos, por lo que esa medida tenía que ser sustituida por una nueva para que las leyes y reglamentos no hagan referencia al salario mínimo y así éste pueda aumentar sin afectar otros ordenamientos legales.

Un ejemplo claro de la utilización de salarios mínimos en las leyes es en la imposición de sanciones equivalentes a un número determinado de salarios mínimos como multas o fianzas.

Ahora esos ordenamientos legales tendrán su propia unidad de medida.

De aprobarse la desindexación será el Congreso de la Unión el que determine el valor de la Unidad de Medida y Actualización que servirá como base para las leyes y reglamentos que actualmente usan salarios mínimos.

El Congreso contará con un máximo de 120 días naturales para determinar el cálculo de la nueva unidad de medida.

La reforma deberá ser turnada a las legislaturas estatales, ya que por ser una reforma constitucional requiere de la aprobación de la mayoría de los congresos locales.

Lee: Multas electrónicas que se adeudan y las que se generen en Saltillo costarán menos del 50%

Con estos cambios se prevé que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos tenga mayor libertad para fijar año con año mayores aumentos al salario mínimo y así elevar el poder adquisitivo de los trabajadores.

En San Lázaro, donde hoy se discutirá esta reforma, el presidente de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, Gustavo Madero Muñoz, ex presidente del PAN, consideró que la desindexación abonará al bienestar de los mexicanos, pero es un primer paso "muy tímido y tardado".

"Debemos reconocer la desindexación del salario, más no echar las campanas al vuelo, sino, al contrario, las campanas de alarma de que apenas estamos dando el primer paso en algo que está muy rezagado y afecta a muchos mexicanos, en contradicción con lo que establece la Carta Magna", dijo esta semana.

El coordinador de los diputados del PRD, Francisco Martínez Neri, explicó que para que el eventual aumento de los salarios no tenga repercusiones en esferas legales, financieras y administrativas, debe desvincularse esta remuneración de multas, créditos, derechos, contribuciones y otros conceptos financieros y administrativos, por lo que consideró que con esto "se da un paso certero en una estrategia para recuperar el poder de compra de los salarios y favorecer el bienestar y dignidad de la población".

La discusión se da después de que la Comisión de Puntos Constitucionales aprobara la semana pasada el dictamen de la minuta del Senado sobre la desindexación del salario mínimo a multas y recargos y lo turnara para su discusión ante el Pleno.

Esta reforma es considerada como el primer paso para la recuperación del salario mínimo y el mejoramiento en la calidad de vida de amplios sectores sociales, ya que se plantea su desvinculación como instrumento para la medición de multas, pagos de servicios, y la habilitación de una nueva unidad que guíe las transacciones y los Intercambios en la economía del país.