Foto: Especial
Hasta el momento no se sabe lo que motivó a Christopher R. Gattis a cometer el triple homicidio

Un pastor de Virginia es acusado de triple asesinato cometido el día de Acción de Gracias, en su casa, cuando disparó a su esposa, su hija y al novio de ella.

Alrededor de las 11:30 de la noche, en Chester, Virginia, oficiales de policía encontraron el cuerpo de Andrew E. Buthorn, de 36 años, en el jardín frente a la casa de su suegro. Dentro de la residencia, se encontraron también los restos de Jeanett L. Gattis, 58, y Candice L. Kunze, 30.

En la casa también fue encontrado Christopher R. Gattis, 58, esposo de Jeanett, padre de Candice y suegro de Andrew. El hombre fue detenido por la presunta responsabilidad de la muerte de las tres víctimas, reporta Richmond Times Dispatch.

Las cuatro personas vivían en la casa donde se llevó a cabo el triple homicidio, hasta el momento el crimen se está manejando como un delito de carácter doméstico.

Foto: Especial

El presunto homicida se desempeña como pastor juvenil en la Iglesia Grace Lutheran, en Chester, Virginia.

Los vecinos declararon haber escuchado detonaciones de balas en la noche del jueves, mismas que inicialmente confundieron con pirotecnia. No obstante, minutos más tarde, la calle se encontraría repleta de policías y ambulancias.

Para la comunidad, los hechos caen de suma sorpresa ya que los Gattis eran una familia unida, alegre y que constantemente convivían con sus vecinos. Incluso, comentan, Christopher Gattis, el pastor, era un hombre de carácter impecable y risa contagiosa.

Los vecinos desconocen si la familia tenía alguna riña. Hacía apenas seis semanas que la hija de la pareja y su novio se habían mudado, provenientes de Oregon, a Virginia.

Christopher Gattis se encuentra detenido sin derecho a fianza y está programado a comparecer ante la corte el lunes y el martes.