AP
El QB estrella de Green Bay entrenó con normalidad previo al duelo ante Minnesota

Aaron Rodgers practicó por primera vez desde que sufrió un esguince en su rodilla izquierda en el primer partido de la temporada regular, incrementando las posibilidades que los Packers tengan a su mariscal de campo titular el domingo contra los  Vikings.

AP

Este es un paso importante, pero no garantiza el regreso de Rodgers.

Esa decisión no se tomará hasta que el equipo esté seguro que Rodgers pasó por la sesión de una hora sin contratiempos. Eso probablemente significa esperar para ver cómo se siente la rodilla de él, el domingo por la mañana.

AP

El QB, quien apareció como cuestionable en el reporte de lesiones del viernes, no practicó el miércoles ni jueges, las dos sesiones más largas del equipo dentro del campo en la semana. A diferencia de la mayoría de los equipos, los Packers no entrenan los viernes y tienen una ligera sesión el sábado antes de los partidos del domingo.

El entrenador en jefe Mike McCarthy dijo el viernes que no tendría problema en que Rodgers jugara incluso si no practicaba en toda la semana.

Sin embargo, McCarthy dijo que los Packers "no necesitan ver en realidad nada [de Rodgers el sábado] porque el trabajo en el salón y la participación tanto de Aaron como DeShone [Kizer] es parte de este proceso de preparación. Así que vamos a seguir trabajando con eso y estaremos listos para jugar".

AP