El canal Gowanus con el centro de Brooklyn de fondo, el 5 de abril de 2020. (John Taggart/The New York Times)

Por Ellen Rosen

NUEVA YORK — Para la gente que trabaja en la mitigación del cambio climático —ya sea a nivel mundial o increíblemente local—, la pandemia del coronavirus ha generado preguntas existenciales. ¿Se seguirá considerando tan crucial el medioambiente como para que aún haya suficiente financiamiento filantrópico y de capital de riesgo?

Varias organizaciones sin fines de lucro de la ciudad de Nueva York que dependen de la tecnología basada en la nube desean demostrar que sus esfuerzos pueden, a un costo relativamente modesto, mejorar la calidad del aire y el agua a nivel local. Gowanus Canal Conservancy en Brooklyn, Van Cortlandt Park Alliance en el Bronx y Hudson Square Business Improvement District en el bajo Manhattan están en diferentes etapas de implementación de un servicio basado en la nube que ofrece Temboo, la cual a su vez es una empresa emergente con sede en Tribeca que captura datos de sensores con el fin de ayudar a monitorear una serie de mediciones en los sectores ambiental y manufacturero.

Temboo no fabrica los sensores, esos vienen de National Control Devices, un fabricante de aparatos electrónicos con sede en Osceola, Misuri. Más bien, ofrece una plataforma basada en la nube, conocida como Kosmos, para captar los datos que generan los sensores. Se le conoce como una estrategia sin código que les permite a los clientes usar preguntas y respuestas —un método parecido al de TurboTax— para crear un sistema que recolecte datos de los sensores.

Uno de los sensores en Brooklyn, el 18 de marzo de 2020. (Michael Kirby Smith/The New York Times)

Aunque los clientes corporativos de Temboo se han suscrito a la plataforma para fines como el monitoreo de temperaturas de fabricación, sus empleados y directora ejecutiva, Trisala Chandaria, cada vez están más interesados en conocer la manera en que su empresa podría tener un impacto ambiental.

Algunos de sus primeros clientes ya estaban monitoreando el medioambiente con la plataforma Kosmos para fines como el rastreo de “niveles de humedad en el suelo para controlar los sistemas de irrigación de una manera más eficiente o instalar medidores de temperatura y humedad en sitios al aire libre”, comentó Chandaria, quien también es cofundadora de la empresa. Aparecieron más sensores ambientales en el mercado, una señal del crecimiento en la demanda. “Como equipo”, mencionó Chandaria, “hemos decidido hacer una entrada focalizada en lo que llamamos el espacio de ‘compromiso ambiental’” para medir la calidad del aire, el agua y el suelo.

El objetivo es incorporar los sensores como parte de una infraestructura ecológica, el uso de plantas y suelos para el control de la contaminación en centros urbanos. No es un concepto nuevo: la Ley de Agua Limpia reconoció la práctica hace casi 50 años. Sin embargo, aunque las técnicas de mitigación de la contaminación se han vuelto cada vez más sofisticadas en los años que han pasado desde entonces, las soluciones orgánicas, como las plantaciones, siguen importando. Por ejemplo, los sitios de plantación de árboles todavía pueden absorber de manera eficaz “el agua pluvial que fluye de las calles o las aceras, la cual a menudo está contaminada a causa de los autos y los autobuses”, comentó Andrea Parker, directora ejecutiva de Gowanus Canal Conservancy. “La tierra actúa como un filtro. Es un mecanismo muy eficaz para tratar esa contaminación”.

Temboo realizó su primera incursión en el trabajo con organizaciones sin fines de lucro asistiendo a congresos y por medio de llamadas telefónicas.

En una reunión, el personal se encontró con representantes de Gowanus Canal Conservancy. Luego, el grupo compró sensores para monitorear la capacidad de absorción de agua de lluvia contaminada que tenían seis árboles antes de que pudiera filtrarse al canal, el cual ha estado contaminado desde el siglo XIX y es un sitio de Superfund. La pequeña prueba, con los árboles de una sola cuadra que colinda con el canal, comenzó a finales del año pasado. Un puñado de voluntarios supervisa los niveles de humedad en cada uno de los árboles, mientras que un voluntario del vecindario controla el llamado dispositivo de puerta de enlace, el cual recibe las lecturas de los sensores y luego las transmite a la plataforma de Temboo por medio de wifi. La prueba confirmó que “la administración de los árboles parece mejorar la retención del agua pluvial”, comentó Amy Motzny, la gerente de cuencas de la agrupación.

Incluso antes de que llegaran los resultados preliminares, el personal del distrito de Hudson Square se había enterado de la tecnología de la organización de Brooklyn en Urban Forest Task Force de la ciudad de Nueva York que organizó The Nature Conservancy. El grupo de Hudson Square, enfocado en una zona del oeste de SoHo, planea usar los sensores con árboles para monitorear el agua pluvial y otros factores como la temperatura ambiental.

c.2020 The New York Times Company

“Arquitectos paisajistas nos dijeron la hipótesis de que los 250 árboles existentes, los cuales captan doce piscinas olímpicas de agua pluvial al año, podrían disminuir hasta 0,5 grados Celsius las temperaturas en las cuadras donde están plantados y captar las emisiones de dióxido de carbono que generan 35 viajes redondos en avión a Los Ángeles”, mencionó Ellen Baer, presidenta y directora ejecutiva de Hudson Square Business Improvement District. Esos estimados simplemente son eso, y Baer mencionó que la instalación de sensores en nuevos árboles programados para ser plantados este año serviría para cuantificar esas cifras.


Si te interesan estos temas te recomendamos visitar nuestra sección especial de #Guía Básica para pasar estos momentos de cuarentena en modo de aprendizaje y de mejora personal.

En Vanguardia estamos comprometidos con brindarte todos los días Información con Valor y por lo mismo nos encantaría que nos siguieras en nuestras redes sociales e interactúes con nosotros y nuestra comunidad en Facebook, así como recibir las noticias al instante en nuestra cuenta de Twitter, así como darte de alta en nuestro premiado newsletter de información para despertar tu mente Jugo Naranja y nuestro newsletter local de VANGUARDIAMX, suscribirte a nuestro canal de Youtube y no dejes de ver nuestra propuesta de hermosas fotos y stories en nuestro canal de Instagram.

No dejes de suscribirte a nuestra edición Vanguardia HD.