Los emparrillados fueron inspiración para este destacado jugador saltillense, quien ha sido nominado para ingresar al Salón de la Fama de ONEFA y SAFANAL. Cortesía
Los emparrillados fueron inspiración para este destacado jugador saltillense, quien ha sido nominado para ingresar al Salón de la Fama de ONEFA y SAFANAL

Juan Eduardo González Hidrogo forjó una larga y destacada trayectoria dentro de los emparrillados, tanto que tiene varias nominaciones para ser inmortalizado en el Salón de la Fama del SAFANAL y de la ONEFA, además encontró en el futbol americano una formación única que hoy transmite a su hijo con el fin de que siga sus pasos.

Uno de los mejores tackles defensivos de la nación, inició su carrera ‘a escondidas’, pues fue su tío quien lo llevó a entrenar al Club Carneros. Después vinieron más equipos, incluyendo a los Búhos de la Mariano Narváez, pero fue en su juventud cuando dio el brinco a la Liga Mayor con los Buitres de la UAAAN.

Fue seleccionado nacional en múltiples ocasiones.

“Alguos de los recuerdos más bonitos fueron los clásicos contra Lobos de la UAdeC en 1996 y en 1997 frente a los Burros Pardos del ITS, un juego muy presionado porque nos fuimos a cinco series extras y perdimos con un gol de campo”, recordó. “Fui nominado a la Selección Ideal por parte de la prensa nacional”.

Corredor, quarterback, tackle defensivo y ofensivo, ala cerrada, full back, line backer... Juan Eduardo recorrió diferentes posiciones en los emparrillados, pero fue en la línea de scrimmage donde destacó.

Hoy comparte con su hijo la pasión por el futbol americano, el deporte que lo formó

“Me sumé a los Lobos de la UAdeC. Afortunadamente para mí, por mi complexión, habilidades y juego, llego de titular por encima de muy buenos jugadores y con mucha experiencia”.

Con la Jauría fue campeón frente a Pumas Acatlán, una victoria con la que Losbos ascendió a los ‘Diez Grandes’ en 1998.

Representó a México, el único coahuilense, en el Global Junior Championship, evento previo al Super Bowl XXXIII entre Broncos y Falcons en Miami.

Después de jugar con los Buitres, se sumó a Lobos como estudiante de la Facultad de Ciencias de la Administración.

En el 2001, terminando su elegibilidad como jugador, logró junto a un gran equipo el campeonato nacional. Gracias a sus actuaciones, pudo despedirse como seleccionado nacional para el Tazón Azteca.

Toda esta trayectoria le ha merecido reconocimientos muy especiales, entre ellos sus nominaciones para ser inmortalizado dentro del futbol americano nacional.

Esa experiencia, desde 2010, la comparte como coach de las Águilas de Saltillo, donde si hijo Juan Eduardo González Zendejas sigue sus pasos y comienza a destacar.

“Hoy mi esposa me apoya en todo momento para que mi hijo desarrolle este deporte, que es muy bello, en el cual ha sido destacado y espero que siga, porque este hermoso deporte del futbol americano es formativo para hacer hombres de bien para la sociedad”.

Carlos R. Verástegui

Egresado de la Generación XXV de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Con 10 años de experiencia en cobertura del deporte amateur y profesional de Saltillo y la región. Se desempeña como reportero y CoEditor de la Sección EXTREMO del Periódico VANGUARDIA.