Foto: Internet
Para la Asociación Mexicana de Ventas Online, si se quiere fortalecer el comercio electrónico en México en 2019 es necesario favorecer el desarrollo de un ecosistema de pagos sin fricción

En México, 64% de las transacciones en línea con tarjeta de crédito o débito son aceptadas por las instituciones bancarias como forma de prevenir el fraude. Esto hace que una de cada tres personas que buscan realizar una compra en línea desistan de su intención de terminar dicha compra, por lo que uno de los objetivos de la Asociación Mexicana de Ventas Online para fortalecer el comercio electrónico en México en 2019 es favorecer el desarrollo de un ecosistema de pagos sin fricción.  

De acuerdo con el Estudio de Ventas Online de la AMVO, entre los compradores por internet, la principal barrera para comprar en un comercio en efectivo es que no siempre está disponible el método de pagoque pueden utilizar y en segundo lugar queda el que les fue rechazada la operación en el momento del pago. No obstante, entre quienes no suelen realizar compras en línea, la principal barrera es que no cuentan con un medio de pago que sea aceptado en internet.

“El 36% de los rechazos de transacciones se traduce directamente en dinero perdido para las compañías” dijo Timina Galindo, líder del Comité de Medios de Pago de la AMVO, y añadió que la asociación y la industria se encuentra en pláticas con las instituciones bancarias para que acepten más transacciones debido a que muchos de los rechazos no están justificados, por lo que existen mucha fricciones en las compras.

 

Galindo destacó que los mismos medios de pago que hay en las tiendas físicas se pueden traducir en el entorno en línea y van de las tarjetas de débito y crédito, las transferencias electrónicas, los pagos contra entrega, los monederos electrónicos, las tarjetas de prepago y las tiendas de conveniencia.    

Del total de los compradores en línea, más de la mitad ha experimentado un rechazo en su tarjeta al momento de realizar una compra. De estos, en el 39% de las ocasiones el banco detectó la compra como una transacción inusual y en 25% la institución no les informó por qué la compra había sido rechazada.

Entre las acciones posteriores al rechazo de la tarjeta, las personas decidieron en el 49% de las ocasiones usar un medio de pago diferente en el mismo sitio; 27% decidió no concluir su compra; 12% decidió comprarlo directamente en la tienda y 6% utilizó el mismo medio de pago pero en otro sitio.

Para Pierre Claude Blaise, director general de la AMVO, el tema de los medios de pago es el que la asociación considera más importante porque es un tema en el que pueden verse resultados de forma muy rápida.