Tilli Buchanan, de 27 años, en el tribunal que la juzga en Salt Lake City. Foto: Especial
La condena por este delito puede suponer diez años de prisión, según las leyes de Utah, un conservador estado de Estados Unidos. La mujer “se considera feminista y que quería subrayar que todo el mundo tiene derecho a ir por su casa o por donde le parezca enseñando su piel”

Estados Unidos. Una mujer de Utah (EU) podría entrar en la cárcel por “comportamiento lascivo” después de que sus tres hijastros le vieran los pechos dentro de su vivienda. 

La condena por este delito puede suponer diez años de prisión, según las leyes de Utah, un conservador estado del medio Oeste de Estados Unidos, conocido por acoger la mayor comunidad mormona del país.

La acusada, Tilli Buchanan, de 27 años, explicó al tribunal que la juzga en Salt Lake City que “estaba en la intimidad de su propio hogar". 

"Mi marido y yo nos desnudamos de cintura para arriba para no ensuciarnos mientras instalábamos unos paneles de yeso en el garaje. Mi marido estaba junto a mí exactamente igual que yo y él no está siendo juzgado”, añadió la acusada.

La mujer “se considera feminista y que quería subrayar que todo el mundo tiene derecho a ir por su casa o por donde le parezca enseñando su piel”

En aquel momento, los tres hijos del marido -de entre 9 y 13 años- entraron en el garaje y se encontraron con el hombre y la mujer trabajando con el torso al aire. 

Ante su estupor, la mujer les explicó que “se consideraba feminista y que quería subrayar que todo el mundo tiene derecho a ir por su casa o por donde le parezca enseñando su piel”, señaló durante el juicio. 

El problema es que los niños no tardaron en contarle la escena a su madre, que tardó poco en acudir a la policía, “alarmada” por el comportamiento de la pareja de su exmarido. Según las leyes de Utah, Buchanan podría ser condenada a diez años de cárcel por “comportamiento lascivo”. Su marido no está siendo procesado por ningún delito.

Los abogados de la acusada arguyen que la ley sobre lascivia vigente en Utah debería ser inconstitucional, en tanto que trata de diferente forma a hombres y mujeres en lo que concierne a la desnudez de sus cuerpos.