Sin crayón. Es la primera vez que Karla ejerce su derecho al voto y lo hizo a través de una urna electrónica. Puri Méndez
La joven reflexionó que, aunque haya contingencia sanitaria, la responsabilidad ciudadana compete a todas las edades

Karla Monserrat Almonte Villarreal, de 19 años, acudió a votar por primera vez. Perteneciente al distrito 14, su casilla se ubicó en la Escuela Primaria Federal Venustiano Carranza, en la colonia San Luisito, donde se colocaron cuatro urnas electrónicas.

Tras su experiencia dijo: “se me hizo muy didáctico, considero que es más práctico que otros métodos”, aunque también señaló que le hubiera gustado votar introduciéndose en una urna con cortinas y de forma tradicional con papel en mano.

RESPONSABLES DE UN CAMBIO SOCIAL

La joven reflexionó que, aunque haya contingencia sanitaria, la responsabilidad ciudadana compete a todas las edades y agregó: “a veces se piensa que este tipo de elecciones no tienen impacto, pero si queremos tener un mejor país, necesitamos formar parte de estos procedimientos. Cómo nos atrevemos a exigir si no hacemos nada por contribuir”.

También apuntó que como protección para llevar a cabo una votación de forma segura, desinfectó sus manos y la credencial posterior a la elección, además, en ningún momento se retiró el cubrebocas.