Foto: Cuartoscuro
Cada mes, la UNAM eroga 2 millones 523 mil 792 pesos por concepto de nómina para pagar sus salarios a 11 funcionarios públicos que perciben entre 133 mil y 177 mil pesos, entre ellos el rector Enrique Graue Wiechers

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) está “en la mejor disposición de recortar todos aquellos gastos de gestión administrativa en donde pueda haber economías”, dijo el secretario general de esa institución, Leonardo Lomelí Vanegas.

Cada mes, la UNAM eroga 2 millones 523 mil 792 pesos por concepto de nómina para pagar sus salarios a 11 funcionarios públicos que perciben entre 133 mil y 177 mil pesos, entre ellos el rector Enrique Graue Wiechers.

En entrevista, Lomelí Vanegas se refirió a la propuesta del gobierno entrante encabezado por Andrés Manuel López Obrador, de reducir los sueldos de los funcionarios públicos de manera que ninguno gane más que el Presidente de la República, cuyo salario se reduciría a 108 mil pesos mensuales.

Cuando se le preguntó si la Universidad estaría dispuesta a sumarse a algún recorte en su gasto, mencionó que la institución lo ha hecho anteriormente.

“Estamos en la mejor disposición de recortar todos aquellos gastos de gestión administrativa en donde pueda haber economías, pero ya de entrada, la gestión administrativa en la Universidad ocupa un porcentaje reducido, se puede reducir más, por supuesto. Se está revisando, nosotros hacemos un esfuerzo por ejercer nuestros recursos con la mayor austeridad posible, pero se pueden analizar más opciones”, precisó.

Dijo que existe la disposición para hacer un esfuerzo en materia de austeridad, pero que ese es un análisis, “que tienen que llevar las distintas instancias de la Universidad, entre otras cosas, en la UNAM, aparte del rector existe el Patronato Universitario. Nosotros estamos en la mejor disposición de hacer un esfuerzo también en materia de austeridad, pero es una decisión que involucra a varias instancias”, agregó.

En materia de erogaciones por salarios se encuentran los pagos que se les hacen a 15 funcionarios de primer nivel dentro de la estructura orgánica de la Universidad, cuyas percepciones se encuentran entre los 133 mil 400 y los 177 mil 868 pesos.

Según la página de transparencia de la UNAM, estas percepciones se conforman de una remuneración bruta acorde con el tabulador de sueldos y percepciones adicionales.

 

El funcionario mejor pagado de la institución es el rector, Enrique Graue Wiechers, quien tiene una percepción de 177 mil 868 pesos, le sigue el secretario administrativo Leopoldo Silva Gutiérrez, y el secretario general Leonardo Lomelí Vanegas, ellos ganan 174 mil 262 pesos. 

En la siguiente categoría se encuentran la abogada general Mónica González Contró; el contralor, quien pertenece al Patronato Universitario, Juan Enrique Azuara Olascoaga, y la tesorera Guadalupe Mateos Ortiz, también del patronato, quienes perciben 173 mil 60 pesos.

El organigrama de la Universidad marca que en ese mismo nivel de percepciones se encuentran los secretarios de Atención a la Comunidad Universitaria, Javier de la Fuente Hernández, y de Desarrollo Institucional, Alberto Ken Oyama, quienes también ganan 173 mil 60 pesos.

Los coordinadores de Investigación Cientíca, de Humanidades, de Difusión Cultural, de Innovación y Desarrollo, y para Asuntos de Tecnología de la Información también perciben 173 mil 60 pesos. Mientras que los directores de las facultades ganan entre 108 mil y 100 mil pesos.

La Cuenta Anual 2017 que aprobó el Consejo Universitario señala que la UNAM destina 87% del subsidio que le entrega la Federación al pago de remuneraciones personales y prestaciones, lo cual equivale a 32 millones 132 mil 323 pesos.

Sobre la iniciatiiva de eliminar el examen de admisión, Lomelí señaló que esto no es posible, porque la institución no tiene la capacidad para aceptar más alumnos.  Para incrementar la cobertura, dijo, se debe analizar la posibilidad de crear nuevas instituciones.