Protestan. Miles recorrieron las calles en silencio, exigían justicia por las agresiones dentro de la UNAM, pero también por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. Foto: CUARTOSCURO
23 mil personas conmemoran la movilización de estudiantes en 1968

En completo silencio, 23 mil personas, en su mayoría estudiantes encabezados por alumnos del CCH Azcapotzalco, se manifestaron en la Ciudad de México para conmemorar el 50 aniversario de la “Marcha del Silencio” de 1968.

Como en 1968, el Museo Nacional de Antropología, fue el punto de reunión para estudiantes, profesores y padres de familia, quienes buscaron en el silencio una forma de ser escuchados.

Para pedir silencio los jóvenes alzaron los puños y pasaban la voz de que sólo en las glorietas se podrían gritar porras o consignas y los trayectos largos serían en silencio.

“¡Fuera porros de la UNAM!” ¡No somos porros, somos estudiantes!” “¡Somos los nietos del 68, hijos del 99 y hermanos de los 43!”, fueron algunas de las consignas que se escucharon en las glorietas.

Estudiantes de universidades así como de preparatorias de la  zona metropolitana y de otros estados también se sumaron. Algunas personas levantan el puño, otras hacen la señal de la “V” de la victoria y algunas más portan cintas en forma de cruz sobre la boca, como hace 50 años lo hizo el movimiento estudiantil de 1968.

Al iniciar la manifestación se les recordó a quienes asistieron que esta es una marcha silenciosa para conmemorar a los estudiantes que se manifestaron hace 50 años. 

Esta movilización fue convocada el viernes de la semana pasada en la Asamblea General Interuniversitaria, conformada por comités estudiantiles de distintas facultades de la UNAM y de otras instituciones.

El antecedente>  El 13 de septiembre de 1968 estudiantes marcharon en silencio acaparando atención internacional, pues de esa forma impidieron que grupos de choque  se mezclaran en la movilización.