Es el mismo “Corruptour” con el que hizo campaña a favor del Bronco en 2014

¿Se acuerdan del “Corruptour”?

Sí, el mismo autobús gringo de transporte escolar que recorrió 10 lugares de Monterrey donde se ubican actos de corrupción. 

La ruta fue del Casino Royale al Palacio de Gobierno. Con su estampado de ratas y cerdos, el camión ganó fama nacional, y fue iniciativa de la organización Vía Ciudadana, grupo encabezado en el 2014 en Nuevo León por el hoy alcalde de SPGG que busca reelegirse, Miguel Treviño, quien de esa manera apoyó la campaña del entonces candidato “independiente” a la gubernatura de NL, el Bronco Rodríguez. 

Al ganar éste las elecciones, Miguel formó parte de ese gobierno junto con Lorenia Canavati, quien también se trepó en el “Corruptour” y que de igual manera abandonó la “nave” del Bronco. 

En uno de los viajes inaugurales de dicho autobús anduvo Tatiana Clouthier.

“Me queda claro que la idea fue más grande que nosotros, y la elección 2015 va a ser distinta a la que habría sido si no hubiera surgido este movimiento", declaró Miguel Treviño, integrante de Vía Ciudadana.

Luego, en la CDMX el Corruptour recorrió desde el 26 de enero al mismo día de octubre de 2017, diez puntos que fueron elegidos por ser fuentes de polémicas o escándalos con la prensa, donde los periodistas investigaban sobre problemas de corrupción:

  1. La Casa Blanca
  2. Estela de Luz
  3. IMSS
  4. OHL
  5. Antimonumento Ayotzinapa
  6. Secretaría de Gobernación
  7. Metro Balderas
  8. PGJDF
  9. Televisa
  10. El Senado.
 Bueno, pues una indagatoria de mi BigData reveló que el VIN del vehículo es 1BAHBCSA8WF077168, asignado a un autobús que fue usado en EU como transporte escolar.
 
En el REPUVE se reporta con placas 9LB-G63, pero en realidad trae colgadas las 5-DPP, que no aparecen en el Registro Público de Vehículos.
 
Esto muy probablemente quiere decir que el propietario es el mismo, porque normalmente se hace cambio de placas cuando se realiza una compraventa de un vehículo.
 
Es un hecho que el mismo dueño pone el camión a disposición del activismo ciudadano, pero también al de un candidato político.
 
Sucedió en 2014 cuando el inocente autobús fue puesto por Miguel Treviño al servicio de la campaña del Bronco y ahora lo hace a favor de la suya propia buscando reelegirse como alcalde de SPGG.
 
Todavía no averiguo quien es el voluntarioso dueño del armatoste al que antes le llamaban “Corruptour” y hoy nombran “El Guerrero”, pero en esas ando, en esas ando...
 
CAJÓN DE SASTRE 
“Miguel, síguele. Cuántas más de estas habrá?”, dice la irreverente de mi Gaby.