Foto: Jesús Peña
Según la compañía, realizó una junta con los vecinos y dijeron estar de acuerdo en que la caseta operara en este lugar.

Vecinos de la colonia Hacienda Narro, al sur de la ciudad, protestaron ante la instalación de una caseta de la Ruta 5B en el 135, de la calle Agua Blanca.

Manifestaron que desde el lunes 3 de septiembre, personal de esta empresa llegó con sus camiones a invadir este sector.

Elizabeth Jáquez, una de las afectadas, dijo que los choferes, además de circular a exceso velocidad, usan de estacionamiento un espacio que está destinado a área verde, se ponen a echar mecánica en plena calle 
y ensucian la colonia con aceite.

“Estas casas no están hechas para ser oficinas, ni casetas de combis, son casas habitación para que la gente tenga su hogar y esté tranquila”, dijo Jáquez.


Y NO DEJAN DORMIR

Por su parte Héctor de Jesús Olmedo Morales, otro vecino, advirtió del ruido que a diario ocasionan estas unidades desde la madrugada y hasta bien entrada la noche, esto en perjuicio de los trabajadores que tiene que levantarse temprano para ir a las fábricas o llegan de laborar del turno nocturno.

Declaró también que los operadores de la ruta frecuentemente obstruyen las cocheras de las viviendas y representan un peligro para los niños, pues la mayoría de las veces se desplazan como bólidos.

Los habitantes de Hacienda Narro, solicitaron la intervención de las autoridades para que reubiquen la caseta de la Ruta 5B.

RESPONDE LA EMPRESA

Entrevistado al respecto, Carlos Castillo Martínez, tesorero de esta concesionaria; aclaró que la mayoría de los vecinos de esta colonia estuvieron de acuerdo con la instalación de la caseta de esta ruta.

Y detalló que la empresa cuenta con más de 200 firmas de apoyo de los vecinos de este sector, mismas que mostró.

“Esa señora – dijo refiriéndose a Elizabeth Jáquez – es la única que nos está bloqueando. Tiene carro, no necesita, se equivocó de sector…”.