Sin embargo, ayer fuentes de la Pronnif aseguraron que la agresión sexual fue descartada

Tras distintos estudios que se le realizaron a Kellin Nicol, la menor de dos años que fue golpeada por su padrastro, las autoridades ministeriales descartaron alguna agresión sexual, como se había mencionado en un principio.

Al momento de ingresar a la Clínica 1 del IMSS, el pasado miércoles a mediodía, el personal médico indicó que la nena de dos años presentaba lesiones cerca de la entrepierna.

Tales lesiones hacían sospechar que la bebita pudo ser víctima de algún ataque sexual, además de los otros golpes que la dejaron al borde de la muerte, por lo que fue visitada por un médico legista.

 

Sin embargo, ayer fuentes de la Pronnif aseguraron que la agresión sexual fue descartada.

YA ESTÁ PRESO

Un juez del Sistema Acusatorio Penal ordenó la detención de José Antonio Rivera, al encontrar medios de prueba que lo señalan como autor material de las lesiones graves que le causó a golpes a su hijastra.

Por la tarde fue llevado al penal de Saltillo por el delito de lesiones gravísimas que ponen en peligro de muerte y calificadas con ventaja y traición. Se dio por el número de causa 1627/2017 y hasta el cierre de esta edición no se dio a conocer si se realizó audiencia inicial.