Se estima que actualmente en Ecuador hay más de 400 mil personas originarias de Venezuela.
En algunos casos han aflorado todo tipo de problemas de racismo debido a su condición y a la falta de trabajo en momentos de crisis

QUITO.- El presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció ayer su intención de llevar a cabo “la regularización más amplia” de la migración venezolana a su país, porque dijo que hay que ser “coherente” a la hora de pedir un trato igual para los ecuatorianos en el extranjero.

“Las políticas migratorias tienen doble vía: defender a los ecuatorianos en países como Estados Unidos, en Europa, España, Italia, pero a la vez también actuar humanitariamente con los venezolanos que han llegado a Ecuador”, dijo en un encuentro con medios extranjeros tras su victoria del domingo ante el correísta Andrés Arauz.

Y aseguró que promoverá desde “la regularización más amplia de aquellos venezolanos que están en Ecuador”, unos 400 mil de los más de 1.7 millones que han pasado por el país andino desde 2016, la gran mayoría aún sin un estatus regularizado.

Además, en algunos casos han aflorado todo tipo de problemas de racismo debido a su condición y a la falta de trabajo en momentos de crisis.