Foto: Especial
En el marco de la aplicación del Protocolo de Actuación para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia de Género en la máxima casa de estudios, se nombró a quienes integrarán estas agrupaciones y tratarán los temas antes mencionados en cada una de las tres unidades de la UAdeC

Con el objetivo de atender casos de acoso cibernético, amenazas e intimidaciones, ataques sexuales y violación de cualquier tipo, así como la difusión de imágenes intimas, violencia, física, verbal y psicológica, se conformaron ayer los Comités Consultivos Contra la Violencia de Género en la Universidad Autónoma de Coahuila.

En el marco de la aplicación del Protocolo de Actuación para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia de Género en la máxima casa de estudios, se nombró a quienes integrarán estas agrupaciones y tratarán los temas antes mencionados en cada una de las tres unidades de la UAdeC.

Miguel Ángel Rodríguez Calderón, secretario general de la Universidad, encabezó el evento y tomó protesta de los funcionarios, todos ellos docentes con experiencia en los temas que trata el protocolo.

Tendrán la responsabilidad el actuar en caso de violencia y emitirán las sanciones que según correspondan.

“Para el rector es importante difundir y promover una cultura con perspectiva de género y bueno, pues lo que se busca es presentar ante ustedes primero, una seria de estrategias colectivas para defender el derecho de una vida libre de violencia y también para visibilizar algunas vulnerabilidades, a veces tenemos el celular y no sabemos qué nos pueden hacer, se nos hacec fácil compartir una publicación y no sabemos si estamos violando el derecho de alguien más”, advirtió.

Las conductas que se atenderán a través del protocolo son: acoso cibernético, amenazas e intimidaciones, ataques sexuales y violación de cualquier tipo, chantajes o extorsión, contacto físico indebido, difusión —por cualquier medio—, de imágenes íntimas sin la autorización expresa de la persona que aparece en las mismas, discriminación de cualquier tipo, insinuaciones sexuales, insultos, violencia física, verbal y psicológica, así como cualquier otra conducta que pueda constituir violencia de género.