Foto: AP
Un turista mexicano, Miguel Bergencal, que habló desde el automóvil donde esperaba su turno para vacunarse, dijo que llegó a Florida por el mismo motivo, porque “en México la situación es bastante compleja”

La campaña de vacunación gratuita de la Covid-19 dirigida a los mayores de 65 años está atrayendo a Florida a turistas de otras zonas de Estados Unidos, Canadá y América Latina, algo que causó indignación en muchos residentes de Florida que pidieron a las autoridades acabar con el “turismo de vacunas“.

Varios mensajes publicados en redes sociales por una presentadora argentina de televisión que contó en directo la vacunación de su madre en Miami dispararon casos similares.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, dijo en televisión que es “asqueroso” que esto suceda y prometió investigar el tema.

Las autoridades de Florida no se cansan de repetir que la demanda de vacunas es mayor que la disponibilidad y piden paciencia a la gente.

Gonzalo Martínez, de 76 año, quien tiene puesto un marcapasos, se quejó en unas declaraciones en televisión que “es bastante grave que estén vacunando a turistas mientras que los ciudadanos americanos no nos podemos vacunar”.

Un turista mexicano, Miguel Bergencal, que habló desde el automóvil donde esperaba su turno para vacunarse, dijo que llegó a Florida por el mismo motivo, porque “en México la situación es bastante compleja”.

El plan de vacunación, iniciado a mediados de diciembre, está por ahora centrado en el personal médico de primera línea, en los residentes en centros geriátricos así como en sus cuidadores, y en los mayores de 65 años, que hacen filas durante horas en centros de vacunación y pelean constantemente con para obtener citas en línea.

“No se cómo Florida les lleva la delantera a todos. Vas a internet, haces una cita y obtienes la cita”, dijo Parsons, quien tiene 72 años.

“Es una locura”, añadió DeLaster, pero lo cierto es que ni Parsons ni la madre de Torres hicieron nada ilegal para vacunarse en Florida, donde únicamente se pide a los candidatos a recibir la vacuna que demuestren que tienen 65 años mediante un documento de identidad con fotografía.

(Con información de agencias)