Foto: LUIS SALCEDO
José María Fraustro (segundo de derecha a izquierda) dijo que se fortalecerán filtros para evitar contrabando de armas

Con estrictas medidas de seguridad trasladaron a los tres michoacanos que detuvieron el 22 de octubre por la tarde con armas largas que transportaban de manera ilegal.

El grupo fue ingresado al Centro Federal de Readaptación Social 8, donde esperan que les sea rendida declaración inicial por un juez de distrito.

Cerca de las 06:30 horas, un convoy conformado por seis patrullas de la Agencia de Investigación Criminal partió desde las instalaciones de la Fiscalía General de la República.

A las 09:30 horas el operativo culminó con el ingreso de los involucrados al área de indiciados Se demostró que el grupo transportaba 18 armas largas AK47 mejor conocidas como “cuernos de chivo”.

EL DÍA DE LA DETENCIÓN

La detención fue en la carretera a Zacatecas, en el tramo Saltillo-Concepción del Oro. Viajaban en una camioneta Nissan Titan blanca y vidrios polarizados.

Se les marcó el alto para infraccionar al conductor y se realizó una inspección. Al ver los tornillos que sujetan el tanque de gasolina movidos, se removió el depósito y encontraron en su interior envoltorios de plástico.

Ya en las instalaciones de la FGR se realizó la extracción del contenido, que dio como total 18 rifles divididos en partes como culatas, cargadores, balas calibre 7.62 y pequeñas cantidades de droga.