Daños. Las pérdidas materiales eran importantes, además de los daños en la estructura de la casa. | Foto: JETZA MÚZQUIZ
Un corto circuito había provocado el incendio

Cuando iba llegando a su hogar, un hombre se dio cuenta de la columna de humo que salía del interior del domicilio de una vecina, por lo que se apuró a llamar a los números de emergencia antes de que el incendio pudiera propagarse.

Luego, decidió abrir la puerta de un golpe, encontrándose con que un corto circuito había provocado las chispas que luego desataron el siniestro, esto en la calle 43, número 552, de la colonia Brisas Poniente, cerca de las 12:45 horas.

Armados con cubetas de agua, el hombre y otros vecinos intentaron sofocar las llamas en lo que arribaban los brigadistas, pero no pudieron evitar que se propagara a otra habitación, consumiendo muebles y electrodomésticos.

 

Cuando los bomberos arribaron, los vecinos ya habían sacado a la calle un sillón, el cual fue completamente consumido, e intentaban salvar más objetos, siendo relevados por los apagafuegos que comenzaron sus maniobras.

Tras breves minutos, se logró eliminar cualquier rastro de fuego, sin embargo, el daño ya estaba hecho.