Foto: Especial
VIDEO. Pobladores de San Pablo Zitlaltepec, en Tlaxcala, golpearon a los niños y la emprendieron también contra sus padres, cuando intentaron rescatarlos de la turba

Ciudad de México.- Habitantes de un pueblo de Tlaxcala,  intentaron linchar a dos niños, de 10 y 13 años, a quienes supuestamente sorprendieron robando una televisión mientras realizaban una asamblea en la que discutían los problemas de inseguridad en su comunidad, sobre todo los robos.

Durante la reunión, uno de los presentes informó que dos menores habían sido sorprendidos al intentar robar un televisor de un domicilio. Los pobladores de San Pablo Zitlaltepec fueron por ellos, golpearon a los niños y la emprendieron también contra sus padres, cuando intentaron rescatarlos de la turba.

Policías preventivos rescataron a la familia, en medio de golpes, forcejeos y gritos de “¡Quemen a los niños!” y “¡Maten a sus padres!”.

Ante la furia de los vecinos del lugar, los policías locales pidieron la intervención de las autoridades locales y del ejército para detener a la turba que intentaba llevarse a la familia de las oficinas de la presidencia municipal, a donde fue trasladada para su protección.

Al lugar llegaron elementos de la policía municipal de Ixtenco, quienes lograron calmar a la gente y sacar a los niños y a sus padres del lugar para recibir atención médica.

Los padres fueron reportados gravemente golpeados y trasladado a un hospital de Tlaxcala, en donde se reporta que están estables.

El lugar quedó bajo resguardo de los militares y elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) mientras se llevan a cabo las investigaciones, pues existe la versión —no comprobada— de que los menores ingresaron a un domicilio para robar una televisión.

De acuerdo con la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes, los menores de 12 años son inimputables, por lo que solo uno de los hermanos podría enfrentar cargos por el delito de robo en grado de tentativa.

Las autoridades informaron a medios locales que los dos niños está bajo custodia del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).