Fotos: Sandra Gómez
Familiares dieron a conocer que solicitaron a la Fiscalía General del Estado se investigue el caso de mala praxis médica, ya sea por omisión o por acción cometida por los médicos del Centro de Especialidades Obispado, de Monterrey

Torreón, Coahuila. -  En una agencia funeraria del oriente de Torreón fue velado el día de hoy el cuerpo de la diseñadora de ropa y modelo, Elena Sada Sandoval, fallecida luego de una cirugía estética en el Centro de Especialidades Médicas Obispado de la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

La mujer de 32 años originaria de Torreón ingresó al quirófano para practicarse una rinoplastia y supuestamente una liposucción, pero horas más tarde al encontrarse en la sala de recuperación sufrió un paro cardiorrespiratorio, según el parte médico.

En la sala de velación, los familiares de la modelo fallecida dieron a conocer que solicitaron a la Fiscalía General del Estado se investigue el caso de mala praxis, ya sea por omisión o por acción cometida por los médicos o en la prescripción de fármacos, conducta que pudiera involucrar una negligencia, imprudencia o impericia.

Su cuerpo llegó a Torreón para ser velado en una capilla al oriente de la ciudad, donde se ofició una misa de cuerpo presente ante decenas de familiares y amigos que se dieron cita.

En ese lugar, los familiares dijeron sentirse sorprendidos ante el informe de los médicos de la clínica que señalan que la modelo falleció porque no resistió la operación, no obstante que se encontraba en perfecto estado de salud al momento de ingresar al nosocomio, confirmando que procederían en forma legal ante una eventual negligencia médica.

Enrique Sada Sandoval, hermano de la víctima, informó que ellos tenían conocimiento que la modelo fue sometida a una rinoplastia y que no saben de dónde salió la versión de que también se le practicó una liposucción y es ahí donde surgen las dudas.

Relató que ella recién había llegado de Colombia donde recibió un premio internacional por promover arte huichol y en Cuba acababa de recibir también un doctorado honoris causa, por su labor artística como diseñadora de modas incorporando los elementos huicholes.

Fue una muerte repentina que sorprendió a toda la familia, porque era una mujer saludable que entró a ese hospital a realizarse solo una rinoplastia menor y que al fallecer en consecuencia, no es algo normal, refirió.

Era una mujer de carácter que logró muchas cosas en muy poco tiempo y será recordada como una mujer humanitaria dedicada a la filantropía.

Deja a dos hijos que durante el velorio permanecieron en casa, dada su repentina muerte.

La modelo fue sepultada en un panteón ubicado  sobre la carretera Torreón-Matamoros, a un costado del campo militar La Joya, aunque su voluntad era que fuera incinerada, agregó.

A través de redes sociales conocidos lamentaron su muerte, Carolina Sada era originaria de Torreón, Coahuila, y se dedicaba al modelaje y al diseño de modas.

Miles de laguneros en redes sociales lamentaron su muerte.