Hoy es Día Internacional de la Mujer, y para la ocasión haremos un recorrido de las mujeres protagonistas de la TV desde Silvia Derbez en la primera telenovela de la historia, “Senda prohibida”, de 1958.

Aunque pudiera pensarse lo contrario, Doña Silvia Derbez no fue la heroína en realidad de aquella historia sino la villana de la misma puesto que interpretó a una joven ambiciosa que llegaba a la capital del país de la provincia para seducir a un hombre casado y con hijos pero con mucho dinero para al final ser abandonada cuando el hombre (interpretado por el actor Francisco Jambrina) regresaba al hogar arrepentido y siendo perdonado por la sumisa esposa (Dalia Yñiguez) para el consabido final feliz que se haría tradicional y cliché con el tiempo en este tipo de historias.

En los años 60 la misma Silvia Derbez dio un giro radical a aquel personaje y se convirtió a mediados de la década en “María Isabel” (1966), una indígena concebida por la escritora Yolanda Vargas Dulché que llegaba a la capital huyendo con la hija de su mejor amiga (una “guerita” hija de un cacique) para sufrir un calvario como la madre sustituta de una niña que al crecer no solo la humilla y discrimina por su origen humilde, sino por su ascenso social al casarse con un viudo para quien María Isabel llega a trabajar como sirvienta.

A partir de entonces a la señora Derbez no le dejaron de llover por papeles de la madre sumisa incluso de “cabecita blanca” de “Cruz de Amor” (1968) a “Mamá Campanita” (1978), pero si hay algo que aplaudirle a la también madre del actor Eugenio Derbez es que aunque para mediados de los 70 era una diva consolidada del género quien pudo transitar de ser la “mala del cuento” a la heroína y madre abnegada a quien todo televidente llegó a admirar y respetar, independientemente del sexo del televidente, es que no dudó en aceptar la invitación de un creador como el dramaturgo Miguel Sabido cuando lo invitó a protagonizar una trilogía de “telenovelas con causa” como lo fueron “Ven Conmigo”, en 1975; “Acompáñame”, en 1977 y “Vamos Juntos” (1979).

Todas estas telenovelas, protagonizadas por Doña Silvia y otras primeras actrices más, quizás no son las más “sonadas” en cuanto a internacionalización de este producto televisivo como si muchos atribuyen a producciones como “Los Ricos También Lloran” (también de 1979), pero a diferencia de Verónica Castro, Lucía Méndez o la madre de uno de sus nietos, Victoria Ruffo, entre otras, las historias que protagonizó Silvia Derbez llegaron a influir en países como la India al grado de que en 1984 la primera ministra de aquel país, Indira Gandhi, invitó a Miguel Sabido para implementar en aquel país seriales televisivos en el que que a través de su trama se diera un empoderamiento femenino como en sus historias donde las mujeres se educaban; buscaban la planificación familiar, se resistían a la violencia doméstica y más.

Hoy esa estafeta la toman historias como “Vencer el Miedo” y desde aquí aplausos de pie por eso.