Biden firmó varios decretos en sus primeras horas como presidente.AP
El nuevo mandamiento de Estados Unidos, lanzó un llamado a la unidad para superar las múltiples crisis que atraviesa el país

WASHINGTON, EU.- Joe Biden fue juramentado ayer como el 46° presidente de Estados Unidos, tomando el timón de un país profundamente dividido y heredando una confluencia de crisis mayor que la enfrentada por ninguno de sus sucesores. En su discurso inaugural, Biden afirmó que es deber de todo ciudadano estadounidense, pero especialmente de sus líderes democráticamente elegidos, “defender la verdad y derrotar la mentira”.

“La democracia venció”, agregó. La ceremonia se realizó en una época de gran turbulencia e incertidumbre nacional, en un palacio legislativo que apenas días antes fue asaltado por una turba de extremistas políticos. En un día frío de nevadas ligeras, acudieron a la ceremonia expresidentes tanto demócratas como republicanos, en honor a la tradición de una transición pacífica del poder, aún cuando la capital estaba siendo patrullada por miles de policías y soldados, sus negocios clausurados debido a la pandemia del coronavirus.

 “La voz del pueblo se ha hecho escuchar y la voz del pueblo se ha hecho respetar. Hemos vuelto a aprender que la democracia es algo invaluable, que la democracia es frágil. A esta hora, amigos míos, la democracia venció”, expresó Biden.

Nuestros países son más que vecinos: son amigos estrechos, socios y aliados”.
Justin Trudeau, primer ministro de Canadá

“Este es el día de Estados Unidos. Este es el día de la democracia. Es un día de historia y de esperanza, de renovación y dedicación”, añadió.

Si bien tres presidentes anteriores –Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama– acudieron a la cita, Donald Trump –a punto de ser sometido a un segundo juicio político por instigar el asalto al Capitolio– no se presentó.

El presidente Biden pidió apostar por la unidad para superar las múltiples crisis que atraviesa el país. “La unidad es el camino a seguir”, subrayó, al asegurar que sin ella “no hay paz, solo amargura y furia”.

PRIMEROS DECRETOS

En las primeras horas como presidente, Joe Biden firmó decretos para proteger el programa DACA contra la deportación de los “soñadores”, para detener la construcción del muro con México y para anular el veto migratorio que impide la entrada en EU a los ciudadanos de 11 países.

En su primer acto en el Despacho Oval, Biden firmó 17 decretos y proclamaciones destinadas a deshacer muchas de las medidas que tomó su predecesor, Donald Trump, varias de ellas relacionadas con la inmigración.

Kamala Harris hizo historia al jurar como la primera vicepresidenta. AP

Una de ellas pide a los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional tomar “todas las medidas necesarias” para salvaguardar el programa DACA, instaurado en 2012 y que protege de la deportación a casi 650 mil indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños, conocidos como “soñadores”.

Además, Biden cumplió su promesa electoral de presentar en su primer día de mandato un amplio proyecto de ley de inmigración que incluye una vía a la ciudadanía para unos 11 millones de indocumentados en el país.

HISTÓRICO

La demócrata Kamala Harris hizo ayer historia al jurar como vicepresidenta de Estados Unidos, convirtiéndose en la primera mujer, la primera afroamericana y la primera persona de origen asiático en llegar a este puesto en el país. La exsenadora por California es además la mujer que hasta ahora ha llegado al más alto cargo en el Poder Ejecutivo del país.

“Juro solemnemente que apoyaré y defenderé la Constitución de Estados Unidos contra todos los enemigos, extranjeros y domésticos; que mantendré una fe real en esto mismo”, comenzó Harris, que juró con la ayuda de la jueza Sonia Sotomayor, la primera magistrada latina del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Al igual que sus predecesores, Harris terminó su juramento con el compromiso de que cumplirá “bien y fielmente los deberes del puesto”, en la ceremonia que se celebró en la escalinata oeste del Capitolio del país en medio de estrictas medidas de seguridad.

Trump se despidió de la Presidencia diciendo: “nos vemos pronto”.

DOMINAN CONGRESO

El Partido Demócrata tomó el control del Senado, con lo que ahora domina las dos cámaras del Congreso y la Casa Blanca.

Los progresistas tomaron el control de la Cámara Alta después de que los dos nuevos senadores por Georgia, Raphael Warnock y Jon Ossoff, asumieran el cargo.

La nueva vicepresidenta de EU y por lo tanto nueva presidenta del Senado, Kamala Harris, tomó el juramento de Warnock y Ossof, así como de Alex Padilla, que la sustituye precisamente a ella como senadora por California, cargo al que renunció el lunes.

El Senado está ahora dividido con 50 senadores demócratas y otros 50 republicanos, pero Harris, como presidenta de la cámara, rompe el empate a favor de los progresistas.

El senador neoyorquino Chuck Schumer asumió así el cargo de líder de la mayoría en la Cámara Alta, sustituyendo al republicano Mitch McConnell, que ha dirigido la mayoría conservadora en el Senado por los últimos 6 años.

‘ESTAREMOS DE VUELTA’

El expresidente Donald Trump destacó que “han sido cuatro años increíbles” los de su Gobierno y apuntó al futuro al asegurar que volverá “de algún modo”, en su despedida horas antes del final de su mandato.

“Estaremos de vuelta de algún modo”, afirmó a sus seguidores en la base aérea Andrews, en Maryland, a las afueras de Washington, antes de subirse por última vez al avión presidencial rumbo a su mansión privada en Palm Beach, Florida.

“Han sido cuatro años increíbles. No fuimos una Administración normal”.

Asimismo, entre sonrisas, lanzó un dardo a su sucesor, el demócrata Joe Biden, a quien no citó por su nombre. “Espero que no les suban los impuestos. Y si lo hacen, yo se los advertí”, sostuvo. “Estaré observando (...) tengan una buena vida, nos vemos pronto”, concluyó. AP y EFE