Parece que las vacaciones de Semana Santa fueron hace poco, y ahora el calor y las escuelas vacías nos anuncian el inicio de las vacaciones de verano. En las próximas semanas los aeropuertos, hoteles, carreteras, parques de diversiones y de más centros de turismo y entretenimiento se verán saturadas (ventaja para los saltillenses que nos quedemos en casa porque todo estará más tranquilo en la ciudad). Sin embargo, las vacaciones no son tan agradables para muchos animales de compañía, porque significan la separación de sus dueños durante algunos días, y para otros muchos significa olvido y abandono.  

En México el abandono de animales de compañía es cosa de todos los días. Se estima que cerca de  mil 400 perros y gatos son abandonados cada día en nuestro país, sumando medio millón de animales al año. Allá afuera hay 28 millones de peluditos sin hogar, el 70% de estos, están ahí porque fueron abandonados, y la taza crece un 20% anual. 

Las vacaciones de verano no son la excepción. De hecho es la época del año en la que más abandonos hay por dos razones; el perrito que trajo Santa ya creció más de lo que pensaban (mordió la pantufla de papá y rompió la maceta de mamá), o la familia decide irse de vacaciones y son bastante irresponsables e insensibles y no pueden buscar quién lo cuide unos cuantos días
 para ellos lo más fácil es abandonarlo; tirarlo en cualquier kilómetro de la carretera o simplemente abrirle la puerta. 

El problema es que nuestra cultura de irresponsabilidad e insensibilidad no permite darle a nuestras mascotas el valor y atención que ellos necesitan. Nos falta entender que son seres vivos que al igual que nosotros sufren y tienen necesidades , pero a diferencia de nosotros ellos no pueden hablar ni valerse por sí mismos, al abandonarlos son tan vulnerables como los niños o ancianos, o incluso más porque no hay nadie velando por ellos allá afuera. Hay asociaciones y rescatistas independientes pero son tantos animales en la calle que no se dan abasto, y la mayoría termina muriendo cruelmente en la perrera o en la calle. 

Al abandonar a una mascota es casi seguro que morirá. El promedio de vida de un animal en la calle es de 15 días, tiempo suficiente para que sufra algún accidente, maltrato, pase hambre, sed, frío y se cruce con otro animalito trayendo otra camada a la calle, entonces ya no solo habrás agregado un peludo a la calle, sino hasta 10 más
 y el ciclo se repite. 

Antes de adquirir una mascota hay muchas cosas que debes considerar (necesidades básicas de las que ya hemos hablado en columnas anteriores), y una de ellas es: ¿Qué pasará con mi peludo cuando yo salga de viaje? Muchas aerolíneas y hoteles ya son Pet Friendly, y si tu plan no es viajar con tu peludo (que también es bastante responsabilidad), entonces busca con anticipación un amigo o familiar de confianza que pueda cuidarlo o ir a tu casa a darle de comer y limpiar su espacio, o una pensión. ¡Muchas veterinarias en nuestra ciudad ofrecen el servicio de pensión! Investiga con tiempo sus servicios y costos, y elige el que se ajuste mejor a tu bolsillo y a tu peludo, pero nunca lo abandones, el cuenta contigo y eres lo único que tiene para sobrevivir y llevar la vida feliz que se merece. En algunas ciudades de México ya hay aplicaciones que puedes descargar en tu celular como Dog Vacay en donde puedes encontrar personas que se hagan cargo de tu mascota mientras tu viajas, y esperamos que este servicio esté pronto disponible en Saltillo. 

Marie junto con los perritos de Brigada Rescate cuentan contigo para encontrar un hogar con mucho amor. Esperamos que sigas leyéndonos y que nos sigas en nuestras redes sociales
 búscanos en Facebook e Instagram como Brigada Rescate Saltillo. 

#JuntosDejamosHuella
María José Dávila Cárdenas