Polémica. Jaime Bonilla, gobernador electo, ha insistido en ampliar su mandato, pese a las críticas de la oposición.
Actual gobernador dice que no publicará aprobación para aumentar de 2 a 5 años a la nueva administración de Morena

TIJUANA, BC.- El gobernador de Baja California, Francisco Vega, dijo que no publicará en el Periódico Oficial la derogación del artículo Octavo del decreto 112, que amplía la siguiente gubernatura de 2 a 5 años.

El lunes pasado el Congreso Local aprobó los cambios a la ley, durante una sesión extraordinaria en la que además votaron en secreto, con 21 votos a favor, tres ausencias y una abstención.

Al respecto, Vega dijo que: todos estamos comprometidos en atender la voluntad de los ciudadanos expresada el pasado 2 de junio, en la que se votó por una gubernatura de 2 años.

Además, dijo que a los candidatos, partidos y ciudadanos les asiste el derecho de utilizar los instrumentos jurídicos existentes para manifestar su desacuerdo y enfrentar su decisión.

El virtual gobernador por Morena, Jaime Bonilla, ha insistido en ampliar el periodo de su gubernatura en instancias legales sin tener éxito. Fue el diputado del mismo partido Víctor Morán, quien subió la propuesta al Congreso Local.

AVALAN AYUNTAMIENTOS

Tres de los cinco municipios de Baja California se pronunciaron este miércoles a favor de ampliar la gubernatura de la próxima administración de dos a cinco años.

Los ayuntamientos de Ensenada, Tecate y Playas de Rosarito favorecieron la reforma del Congreso local.

Mexicali votó en contra y Tijuana aún no emitió ninguna postura, aunque ya no tendría ningún efecto, toda vez que solo se necesitaba la aprobación de tres de los cinco municipios.

De esta manera la administración del gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez, sería de cinco años, y no de dos, como se había reformado en 2014, con el objeto de empatar las elecciones locales con las federales.

Al respecto, Pamela San Martín, consejera electoral del INE, advirtió que el Congreso de Baja California viola el Estado de derecho al ampliar el mandato del gobernador electo, Jaime Bonilla, de dos a cinco años.