Foto: Cuartoscuro
Las colombianas eran sus preferidas por su belleza

El líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue descrito como una maquina sexual por una persona que lo conocía que prefirió permanecer anónima.

Además, aseguró que tenía un gusto por las modelos, actrices y sobretodo las colombianas quienes eran sus preferidas por su belleza.

“Guzmán no tenía límites, era una máquina sexual, un monstruo que había que alimentar constantemente. Si no se acostaba con alguien un día, se comía lo que se moviera”, reveló el sujeto, que en su momento colaboró con el gobierno de Estados Unidos.

Agregó que el Chapo se preocupaba por su aspecto físico, por este motivo recibía tratamientos de rejuvenecimiento por caros especialistas mientras permanecía en la sierra.

El hombre aseguró que el Chapo tenía visitas por parte de mujeres hermosas una o dos veces al mes, a quienes pagaba hasta 25 mil dólares.

Las mujeres llegaban por medio de avionetas a los campamentos de El Chapo.

“Decían que no paraba en toda la noche, las mujeres decían que el “Chapo” aprovechaba cada momento.”, agregó.