Foto: Internet.
El artista mexicano falleció este miércoles 17 de marzo a los 89 años. Su legado abarca no solo el terreno de las artes visuales y plásticas, sino también el del diseño editorial

El artista mexicano de origen español Vicente Rojo Almazán, quien falleció este miércoles a los 89 años, fue un pintor y escultor fundamental para la evolución de la cultura en la segunda mitad del siglo XX que dejó una honda huella en México, su país adoptivo.

Exiliado desde 1949, Rojo (Barcelona, 1932) fue uno de tantos españoles que gozó de un enorme prestigio y reconocimiento en este país, superior seguramente al de España y su Cataluña natal.

 
Portada de la primera edición mexicana de Cien Años de Soledad, realizada por Rojo.

El gran diseñador

Estudió pintura y tipografía poco después de llegar a México y se embarcó en numerosas actividades culturales, entre las que destaca la de fundar junto con José Azorín y los hermanos Neus, Jordi y Quico Espresate la editorial Era, de la que fue director artístico.

El sello marcó una época, pues en él publicó su primer poemario, "Los elementos del fuego" (1962), con 23 años, el mexicano José Emilio Pacheco, Premio Cervantes de Literatura en 2009, y el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez (1980) la primera edición de "El coronel no tiene quien le escriba" (1961).

Antes, en la década de los cincuenta, trabajó en el área de ediciones del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), en el suplemento "México en la Cultura" del diario Novedades y en la Revista de la Universidad de México.

En 1993 fue designado creador emérito por el Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Es además doctor "honoris causa" por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y muy conocido también como diseñador de la primera portada de "Cien años de soledad", la célebre novela del colombiano Gabriel García Márquez.

Portada de la primera de edición de las Batallas en el Desierto de Ediciones Era, también hecha por Rojo.

El gran artista

La obra de Rojo se ha desarrollado a partir de cinco series artísticas: "Señales", donde trabaja con formas geométricas básicas, "Negaciones", en la que cada cuadro negaba al anterior, "Recuerdos", un intento de fuga de una infancia difícil, "México bajo la lluvia, concebida un día que vio llover, y "Escenarios", varias miniseries juntas que repasan temas anteriores.

Los críticos consideran a Rojo un autor abstraccionista y lo sitúan en el movimiento artístico mexicano de "La ruptura", que ha buscado nuevos lenguajes formales y conceptuales, aunque él se consideraba más que nada un innovador en la forma y el color.

Fuente de Vicente Rojo en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El genio exiliado en México

"No sé que tan normal vaya a ser el futuro”, dijo Vicente Rojo en entrevista con El Universal en abril del 2020. El artista plástico hablo sobre cómo estaba viviendo la pandemia de COVID-19 en su estudio en Cuernavaca, lugar donde se refugió durante el confinamiento. En esa conversación, Rojo describió a la pandemia como “una nube negra que posa sobre todo México. Esta sensación sólo la podía comparar con el franquismo en España”. 

En junio de 2019, con motivo de la inauguración del vitral "Versión celeste" en el Monte de Piedad, Vicente Rojo habló sobre su relación con México y la preocupante situación por recortes presupuestales a cultura, ciencia y salud.

Entonces, Rojo cumplía 70 años de haberse exiliado en México, por eso mismo preparaba una muestra sobre el tema del exilio español con la que buscaba homenajear a su padre.

"Yo tengo totalmente un habla mexicana, a pesar de que no he perdido mi acentito. Soy mexicano desde que llegué; al día siguiente dije: 'Yo de aquí no me muevo'. Me encontré con mi padre, casi no lo conocía; lo había dejado de ver cuando tenía siete años; estaba un poco inquieto de que tuviera un hijo al que le gustaba dibujar, trabajar en cosas artísticas. Pero tenía, desde los cuatro años, la vocación de tener un lápiz y un papel, dibujar, recortar, pegar; eso sigue siendo hasta la fecha", dijo.

Los homenajes que vienen

Una gran exposición retrospectiva en el Museo de Arte Moderno será parte del homenaje nacional que se le brindará al artista. A través de un comunicado, la Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), informaron que la muestra ya se estaba trabajando con el propio artista. Sin embargo, no se han dado a conocer más detalles.

Además, el Antiguo Colegio de San Ildefonso, dio a conocer que Rojo se encontraba trabajando en plena realización de las dos obras con que el artista honra a su amigo Octavio Paz. Y compartió dos imágenes de la reciente visita que hizo el creador al recinto, para supervisar el avance de las piezas. Con información de EFE y El Universal