Necesidad. Existe un contraste entre la industria y la infraestructura que se tiene. / Luis Salcedo
El Programa de Desarrollo Urbano contempla como prioridades de desarrollo de Derramadero la vivienda, las vialidades, un Centro Logístico, y el equipamiento urbano, sin embargo, ninguna autoridad ha tomado en cuenta el estudio

El desarrollo en infraestructura, vivienda y comercio en el Valle de Derramedero no ha despegado… y vienen más empleos para la zona que requerirá mayores condiciones. 

El jueves de la semana pasada, VANGUARDIA dio a conocer que en un plazo no mayor a dos años se generarán cerca de 3 mil 200 nuevos empleos, los cuales se agregarán a las más de 17 mil personas que trabajan en las 52 empresas instaladas, según cifras al cierre de 2017.

Pero la zona industrial de Derramadero no está preparada para crecer: hay un contraste entre el desarrollo de la industria, las vialidades, las zonas habitacionales, y las poblaciones más cercanas como el ejido Providencia, en donde no existe ni siquiera pavimento.

La ampliación de la carretera a Zacatecas, en su tramo del Rastro Municipal al entronque a Derramadero, se ha retrasado más de 10 años y se ha convertido en un factor negativo para detonar la zona, que no tiene otra vía de conexión rápida y sin costo con Saltillo.

Actualmente ya se realizan estas obras en su tramo del Rastro Municipal a Derramadero con una inversión de 250 millones de pesos, cifra superior en 178 por ciento a la proyectada para la misma obra hace tres años.

VIVIENDA ESTÁ DETENIDA
Aunque Grupo Alianza, el mayor poseedor de tierras industriales y destinadas a vivienda en la zona, contempla la creación de un área habitacional desde 2017 a través de la Asociación de Empresarios de Derramadero, el proyecto no se ha concretado.

El Programa de Desarrollo Urbano de la Zona Metropolitana de Saltillo, realizado en octubre del 2012, contempla como prioridades de desarrollo de Derramadero la vivienda, las vialidades, un Centro Logístico, y el equipamiento urbano, sin embargo, ninguna autoridad ha tomado en cuenta el estudio.

El mismo estudio presenta la necesidad de construir vivienda en Derramadero porque la población en la zona metropolitana de Saltillo alcanzaría en el 2020 más de un millón 260 mil habitantes y hasta un empleo nuevo generado por cada 12 habitantes. 

Se propone el desarrollo de vivienda de interés social y para clase media, con vialidades cercanas, y con transporte público, que es otras de las carencias identificadas; el estudio de la Zona Metropolitana encontró en Derramadero viabilidad en el terreno por encontrar ventajas como que es plano, existen fuentes de abastecimiento de agua, y habría cercanía con las fuentes de trabajo, con lo cual se reducirían costos a las empresas en los traslados de los trabajadores.

LAS PRIORIDADES DE DERRAMADERO
> Vialidades internas.
> Vialidades primarias y secundarias.
> Equipamiento urbano.
> Señalización.
> Vivienda.