Foto: Especial
Cuando tenía enfrente a otras series épicas, pocos apostaban a ésta dice su guionista Michael Hirst; el éxito, son temas actuales

CIUDAD DE MÉXICO.- La serie “Vikingos”, nació en una época en la que “Game of Thrones” ya era el favorito de la audiencia y las críticas, en un mundo en el que los dramas épicos parecían estar de moda y contra eso fue lo que sus creadores tuvieron que luchar. El resultado parece ser más grande del que esperaban Michael Hirst, creador y guionista de la serie que se transmite por Fox Action, quien en entrevista expresó sentirse orgulloso de un proyecto por el que muy pocos apostaban al inicio.

Para Hirst, también guionista de “Elizabeth” y “Elizabeth: La edad de oro”, hablar en un show sobre Vikingos es hablar sobre la historia de gran parte de Europa y concretamente de Gran Bretaña, sitio en el que el nació y actualmente se desenvuelve.
“Crecí cerca de York, una ciudad que mucho tiempo estuvo ocupada por vikingos. Las aldeas cerca de mi casa tenían nombres nórdicos.

Estoy seguro de que tengo un poco de ADN vikingo, como mucha gente en Europa. Esta es, de cierta forma, la historia de la gente que construyó mi mundo”, señaló Michael.

Aunque el show es algo íntimo y personal para el escritor, la historia que narra las travesías del legendario Ragnar Lothbrok (Travis Fimmel) y su familia toca temas universales, como el honor, la familia, el poder, la ambición y el amor, tópicos que para Hirst son tan vigentes y atemporales que por ello, a pesar de ser una historia que se desenvuelve hace siglos, son una radiografía de lo que sucede actualmente.

“Lo que se cuenta en el show es parte de nuestra historia, creo que siempre que estudiemos el pasado podemos aprender más acerca de cómo actuar en nuestro presente. Muchos piensan que hemos progresado más que civilizaciones antiguas, pero me he dado cuenta que muchos pueblos de la antigüedad tenían un pensamiento más avanzado que el de nosotros. Creo que tenemos que ser más humildes en ese sentido”, advirtió.

Para Michael, hablar de algo histórico no tendría por qué ser aburrido, pues al final “es entretenimiento y la gente busca encontrar drama y acción, cosas que hemos tratado de darles en todo este tiempo”.

La segunda parte de la cuarta temporada ya esta disponible y el guionista prometió que la historia continuará donde quedó: con Ragnar, desaparecido por años tras ser derrotado por los franceses, y su hermano Rollo enfrentando el poder de sus hijos, siendo además odiado por su propio pueblo y viéndose sólo en buscar venganza. “Creo que es un programa en el que, si bien nos tomamos algunas licencias, inspira al público a leer más y a informarse de esta historia. Estoy orgulloso que ésta sea una serie sobre gente y cosas reales. Para mí es un placer investigar, encontrar estos personajes y, de cierta forma, traerlos nuevamente a la vida”.