Especial
La madre de David narró que la mujer de origen hondureño le había arrebatado a David junto con otra mujer

Ayer, un juez de control vinculó a proceso a una mujer acusada del delito de trata de personas, que sustrajo a un menor de 9 años en Saltillo para realizar prácticas de mendicidad forzada.

Fue el pasado 26 de junio cuando la madre de David Báez presentó su denuncia ante las autoridades de la Fiscalía General del Estado, reportando que una mujer quien transitaba con otra, le había arrebatado a su hijo de 9 años.

A través de un mensaje que dijo a la prensa, la madre de David narró que la mujer de origen hondureño le había arrebatado a David junto con otra mujer; sin embargo, esta última no tuvo implicaciones legales al no haber participado en el rapto.

A raíz de este caso, la Fiscalía General del Estado emitió la Alerta Amber haciendo del conocimiento a las autoridades estatales y de procuración de justicia de otros estados para contemplar las características del menor.

Apenas a finales de la semana pasada, la autoridad dio a conocer que habían localizado al menor en Gómez Palacio, Durango, asegurando por consecuencia a la mujer involucrada en el rapto.

Después de las pruebas aportadas a la teoría del MP, la jueza Griselda Elizalde Castellanos, encontró elementos para vincular a proceso a Adriana “N” por el delito de trata de personas en su modalidad de mendicidad forzada cometida contra persona menor de 18 años.

CON TODOS SUS DERECHOS

Asegurando que ya cuenta con su derecho de asistencia consular al ser de origen hondureño, la juez impuso una medida cautelar de prisión preventiva, abriendo el lapso de cuatro meses de prisión preventiva para la investigación del caso.