Foto: Cortesía
Mejor conocido como Caravanas de la Salud, este programa se realiza en 148 localidades rurales de toda la entidad, con 11 unidades móviles que diariamente brindan a la población servicios de prevención y promoción de la salud, como vacunación, atención a mujeres embarazadas, enfermedades crónicas, odontología y urgencias, entre otras, explicó el secretario de Salud del Estado, Roberto Bernal Gómez.

Más de 25 mil coahuilenses que habitan en comunidades rurales de difícil acceso reciben al año servicios de salud a través del programa de Fortalecimiento a la Atención Médica (FAM).

Mejor conocido como Caravanas de la Salud, este programa se realiza en 148 localidades rurales de toda la entidad, con 11 unidades móviles que diariamente brindan a la población servicios de prevención y promoción de la salud, como vacunación, atención a mujeres embarazadas, enfermedades crónicas, odontología y urgencias, entre otras, explicó el secretario de Salud del Estado, Roberto Bernal Gómez.

Caravanas de la Salud es un programa estratégico para acercar la atención del primer nivel a las localidades que no cuentan con cobertura permanente a servicios de salud debido a su dispersión geográfica o poblacional, contribuyendo a cerrar las brechas existentes en salud entre los diferentes grupos sociales y regiones del país.

En las Unidades Médicas Móviles con que cuenta el programa laboran 37 empleados de la Secretaría de Salud, entre quienes se encuentran principalmente médicos, enfermeras y odontólogos, que ofrecen atención de primer nivel.

Bernal Gómez indicó que del total de la población atendida, más de 11 mil 500 personas están afiliadas al Seguro Popular. Además se da servicio a más de 2 mil beneficiarios del programa Prospera.

Más de 25 mil consultas al año ofrece el programa Caravanas de la Salud, en el área rural de Coahuila.