Tomada de Twitter
'Canelo' se alzó con la victoria tras ganarle al peleador kazajo, en una pelea intensa y envuelta por la polémica

Saúl "Canelo" Álvarez puso el grito de "¡Viva México!" en el cielo.

En una decisión que fue polémica para muchos, el tapatío demostró su arsenal de golpes para derrotar a Gennady Golovkin en la T-Mobile Arena de Las Vegas Nevada.

Los jueces determinaron con sus tarjetas de 114-114, 115-113 y 115-113, decidir como nuevo Campeón de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al mexicano, quien había pasado por una mala racha de acusaciones por dopaje e incluso una suspensión, tras encontrársele clembuterol en la sangre.

En los primeros rounds el "Canelo" fue más rápido y tirando más golpes que el kazajo, al menos de poder, mientras que "GGG" hacia lo propio, pero marcando puntaje a su favor.

Tomada de Twitter

A la mitad de la contienda parecía un empate cantado, con destellos ofensivo de ambos boxeadores y ligero dominio del Álvarez durante en el sexto episodio.

La condición física de ambos luchadores se puso a prueba en la segunda mitad del encuentro, destacando más los impactos de Álvarez, que lo colocaron con ligera ventaja en las tarjetas.

Tomada de Twitter

El noveno capítulo resultó emocionante, con un Golovkin visiblemente cansado y jalando aire por la boca, tratando de evitar la movilidad y embates del mexicano.

El drama creció en el décimo con "GGG" conectando y logrando hacer sangrar por la nariz al azteca. Aunque en el siguiente se volvió a meter al juego de "Canelo" y le entraron más golpes.

Tomada de Twitter

Sin lugar a dudas, Álvarez cerró más poderoso en el doceavo round, poniendo en dudas el, que para muchos expertos, podría ser un triunfo cantado del kazajo.

Los 20 mil asistentes que se dieron cita en el recinto de Las Vegas, entre ellos el cantante y actor Will Smith, ensordecieron el inmueble cuando se dictaminó como ganador a Álvarez quien le quitó el récord de 21 peleas invicto y dejó al aire una tercer versión de tan luchado combate.

Tomada de Twitter