Vjosa Osmani-Sadriu, de 38 años, asumió como nueva presidenta de Kosovo. Siendo segunda mujer como la jefa de estado, además de ser la mandataria más joven de su país y una de las más jóvenes del mundo.

La presidenta de Kosovo asumió, siendo la jefa de estado más joven de su país y una de las más jóvenes del mundo.

Vjosa Osmani-Sadriu, de 38 años, fue elegida el domingo para un período de cinco años por la Asamblea (Parlamento) y es la segunda mujer elegida a la máxima función estatal en el período de posguerra del país balcánico.

Osmani-Sadriu asumió hoy en una ceremonia con guardia de honor. El presidente interino Glauk Konjufca le entregó un ejemplar de la Constitución, y se prescindió de mayores formalidades debido a la pandemia.

La flamante presidenta de Kosovo ,Vjosa Osmani-Sadriu, revista la Guardia de Honor durante la ceremonia de juramentación. Foto: AP

Osmani-Sadriu fue presidenta interina de noviembre hasta fines de marzo. Reemplazó a Hashim Thaci, quien renunció para responder a acusaciones de crímenes de guerra y de lesa humanidad ante una corte especial con sede en La Haya. Thaci fue un líder guerrillero durante la guerra kosovar para independizarse de Serbia a fines de los años de 1990.

El puesto de presidente de Kosovo es en gran medida ceremonial, pero cumple un papel principal en la política exterior y como comandante de las fuerzas armadas.

La reanudación de conversaciones con el exenemigo de guerra Serbia para normalizar las relaciones será una de sus prioridades, aunque el gobierno del primer ministro Albin Kurti dijo que no es una de las suyas.

Kosovo obtuvo su independencia en 2008. Lo reconocen un centenar de países, pero no Serbia ni aliados suyos como Rusia y China.