Foto: Ulises martínez
La camioneta fue enviada a un corralón

Con un buen susto, además de pérdidas materiales, fue lo que padeció Héctor Adrian Orta Arredondo, de 31 años, al volcar su camioneta en la salida de la carretera Saltillo a Monterrey, a la altura de la empresa DeAcero.

Alrededor de las 6:45 de la mañana, Héctor se dirigía a sus labores en el trabajo en una empresa en Ramos Arizpe, pero al circular a exceso de velocidad perdió el control de su camioneta.

Al ir en el carril de alta velocidad y al tomar la curva con dirección al vecino municipio, su camioneta Ford Lobo pasó al carril del lado derecho por la velocidad. 

El vehículo dejó una marca de derrape de los neumáticos izquierdos los cuales se salieron de los ejes y comenzaron también a ir solos por la carretera, siendo uno de ellos que golpeó a un transporte de personal. 

En el interior de la unidad de pasaje, había tres empleados de la empresa Wolverin quienes fueron llevados a su destino y posteriormente regresó el conductor, Juan José Morales Rocha, de 69 años, a reclamar los daños, llegando también el dueño de la unidad al lugar. 

Los oficiales de la Policía Municipal de Ramos Arizpe solicitaron una grúa para el traslado del auto a un corralón de la ciudad mientras se cubren los daños al vehículo y al municipio.