Tráfico. La cabina jalaba un remolque de 20 toneladas con un cargamento de estructuras y para levantarla fue necesaria una grúa. ULISES MARTÍNEZ
La Guardia Nacional con apoyo de elementos de la preventiva municipal controló la vialidad

Un caos vial fue lo que originó la volcadura de un tráiler la mañana de ayer viernes en la carretera Monterrey-Saltillo, a la altura del ejido Ojo Caliente.

El vehículo, un Kenworth pertenece a la empresa Comandos, derrapó por el exceso de velocidad en el kilómetro 26. Alrededor de las 8:30 horas, antes de llegar al entronque que conduce rumbo a la autopista volcó con todo y cabina, y afectó los dos carriles que conducen a la Sultana del Norte.

Las filas de tráfico llegaron hasta el kilómetro 15 y la circulación fue lenta debido a que no había ruta alterna para desviarse a Monterrey.

La Guardia Nacional con apoyo de elementos de la preventiva municipal controló la vialidad.

Se solicitó el apoyo de dos grúas para realizar maniobras del levantamiento de tráiler.

Fue necesario cerrar la circulación para levantar el remolque con 20 toneladas de estructuras.